Industria

Industria

Airbus ya piensa en el nuevo avión de combate europeo

El fabricante de aviones europeo Airbus ha informado que está sopesando las posibilidades de construir un nuevo avión de combate para los aliados europeos, con el objetivo de reemplazar a los cazabombarderos en servicio como el Tornado y el F/A-18 Hornet.

El diario alemán “Handelsblatt” informó en su edición del día 26 de junio, que la rama militar del fabricante de aviones Airbus había iniciado los preparativos para la construcción de un nuevo avión de combate europeo.

El director de la rama militar de Airbus, Fernando Alonso, dijo en Toulouse que la compañía estaba trabajando actualmente en algunos componentes para el avión en sus instalaciones de Alemania y España, con fondos provenientes de los respectivos gobiernos “y esperamos que otros países en el futuro”.

A medida que el ejecutivo de la UE trataba de definir una política exterior y de defensa conjunta en el bloque de 28 miembros, Airbus dijo que definitivamente tendría sentido reducir drásticamente el número de sistemas de armas diferentes con el fin de mejorar la eficiencia y reducir costes.

El fabricante de aviones señaló que varios países, entre ellos Alemania y España, necesitan nuevos sistemas de defensa aérea a medio plazo, por lo que un nuevo enfoque integrado hacia un avión de combate paneuropeo que combine las capacidades de aviones no tripulados, satélites y aviones de reconocimiento sería útil.

Alonso dijo al “Handelsblatt” que no había espacio para dos o tres sistemas de defensa diferentes en Europa, agregando que esperaba convencer a los gobiernos franceses y empresas nacionales como Dassault de la necesidad de participar en el programa.

La iniciativa de Airbus debería encajar con la idea de la ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, de una estrategia de defensa conjunta, que implicaría al FCAS, el Future Combat Air System, para reemplazar finalmente al Eurofighter y al Tornado en Alemania así como a otros sistemas en servicio en el continente .

Otra opción sería la compra de aviones F35 a EEUU, que estarían disponibles de inmediato, pero reducirían drásticamente la soberanía de Europa en cuanto a capacidades de defensa aérea.

Ante las próximas  elecciones generales que tendrán lugar en septiembre en Alemania, la cuestión de un nuevo avión de combate con enormes costos iniciales es impopular, pero está siendo minimizada por los políticos de Berlín. El Ministerio de Defensa dijo que no se deben esperar decisiones inmediatas en este momento, citando “investigaciones de mercado exhaustivas”.

Fte.: Airbus

Compártelo en las redes sociales