Industria

Industria

Aplazada la contratación de los satélites Spainsat NG

Seis meses después de que el Consejo de Ministros del 27 de julio acordase modificar el compromiso de gasto para facilitar la tramitación de un nuevo Convenio de Colaboración entre el ministerio de Defensa y la sociedad de servicios estratégicos Hisdesat, la contratación de los dos nuevos satélites de comunicaciones seguras Spainsat NG sigue en el limbo, a la espera de que se suscriba el compromiso oficial entre Defensa e Hisdesat, el operador de los citados satélites, ya que el acuerdo entre Defensa y Hacienda no se suscribirá dentro de 2018.

Juan Pons.

En su comparecencia ante la Comisión de Defensa del Congreso, Ángel Olivares, secretario de Estado de Defensa, afirmaba el día 30 de octubre a los diputados que estaba en condiciones “prácticamente de asegurar que todos los trámites administrativos necesarios para que se pueda firmar el Convenio entre el ministerio de Defensa e Hisdesat serán completados antes de terminar este año”. Pues no.

Fuentes oficiales del ministerio de Defensa han confirmado a APTIE que el acuerdo entre Defensa e Hisdesat, “no se podrá suscribir en los pocos días que quedan de 2018”, como inicialmente estaba programado, ya que todavía se está trabajando en los documentos y contenidos del acuerdo entre ambas partes.

Directivos del sector espacial español que prefieren el anonimato han asegurado que la firma del Convenio de Colaboración estaba prevista para “mediados de diciembre”. Sin embargo, el ministerio de Hacienda puso objeciones insalvables al entender que la fórmula jurídica apropiada es la de Contrato, de acuerdo con lo que contempla la nueva Ley de Contratos del Sector Público que entró en vigor el 9 de marzo, lo que ha obligado a la Secretaría de Estado de Defensa y a la Dirección General de Armamento y Material a modificar gran parte de la documentación administrativa que ya tenía ultimada.

Así las cosas, Defensa ha tenido que reiniciar todo el proceso administrativo con la aspiración de que, forzando los plazos al límite, el contrato final “pueda firmarse a lo largo del mes de enero”. Sin embargo, en otras instancias se inclinan por una mayor demora y señalan que resulta más apropiado situar el momento formal de la rúbrica “en el primer trimestre de 2019”, o incluso antes del verano.

Las previsiones establecidas en junio pasado contemplaban que, en el segundo semestre del presente año, la DGAM e Hisdesat participarían “en el proceso de selección de ofertas para la contratación de las actividades industriales asociadas al desarrollo de los Spainsat NG”. Pero, tal y como están las cosas, Hisdesat no está en condiciones de designar contratista principal y contratar el desarrollo de ambos satélites mientras no cuente con la garantía que le ofrece su Contrato con el departamento de Margarita Robles.

Spainsat Nueva Generación es un programa cuya finalidad es desarrollar el componente espacial y terreno de dos nuevas plataformas de comunicaciones gubernamentales encriptadas, así como su puesta en órbita. Los dos satélites ‒ Spainsat NG-1 y NG-2‒ tienen que relevar a los actuales satélites Xtar-Eur e Spainsat, cuya vida útil culmina en 2020 y 2021, respectivamente, según estimaciones de Defensa.

Con las demoras que arrastra el programa, el desarrollo y fabricación de los Spainsat NG se prolongará mucho más allá del final de la vida operativa de los dos ingenios que tienen que reemplazar. Incluso el ministerio de Defensa ya se plantea la entrada en servicio oficial del Spainsat NG-1 para el último trimestre de 2022.

Compártelo en las redes sociales