Tecnologías

Tecnologías

Avión no tripulado de rescate Rega

En su Conferencia Anual de Prensa, Rega presentó un nuevo tipo de avión para la búsqueda de personas desaparecidas: el recientemente desarrollado avión no tripulado Rega, que puede escanear de forma autónoma grandes áreas, equipado con varios sensores, tales como una cámara térmica.

En el futuro, el avión no tripulado Rega se empleará en misiones de búsqueda de personas desaparecidas, heridas o enfermas como complemento de los recursos convencionales, por ejemplo, si los helicópteros tienen que permanecer en tierra debido a la mala visibilidad. Estas misiones se llevarán a cabo en estrecha colaboración con otros asociados en el rescate, en particular con la policía.

No obstante, todavía son necesarios más vuelos de prueba de misión, antes de que este sistema de aviones pueda usarse en operaciones de búsqueda, lo que se espera a partir de 2020.

Con sus tres palas y un diámetro de rotor de poco más de dos metros, el nuevo avión teledirigido Rega parece un mini helicóptero y, en apariencia, tiene poco en común con los drones multicóptero disponibles en el mercado.

Durante una misión de búsqueda, vuela a una altitud de 80-100 metros sobre el nivel del suelo y, gracias a la navegación por satélite, explora grandes áreas de búsqueda de forma precisa y autónoma siguiendo una ruta predefinida.

También es capaz de detectar y evitar de forma independiente a otras aeronaves u obstáculos, como helicópteros y cables aéreos, gracias a los sistemas anticolisión, junto con innumerables datos almacenados en el ordenador de a bordo del avión, como los modelos digitales del terreno y las bases de datos de obstáculos.

El avión no se despliega en regiones densamente pobladas ni en las proximidades de aeropuertos o aeródromos. Además, como medida de seguridad, está equipado con un paracaídas de emergencia.

Varios sensores a bordo del avión permiten localizar desde el aire a las personas desaparecidas. Las señales de las cámaras infrarrojas y de luz diurna se clasifican en tiempo real a bordo del avión teledirigido con la ayuda de un algoritmo de autoaprendizaje. Este software está siendo desarrollado en colaboración con la ETH Zurich. Si, basándose en el patrón de píxeles de las imágenes, el algoritmo “presume” haber localizado a una persona, el avión transmite inmediatamente esta información al operador en tierra.

También está previsto emplear una función integrada de seguimiento de teléfonos móviles para buscar a personas heridas o enfermas. Esto permitirá al Rega localizar un teléfono móvil en una zona deshabitada a varios centenares de metros de distancia y, por lo tanto, lo más probable es que también encuentre a su propietario. El prototipo de este dispositivo se está probando actualmente en colaboración con la policía, que es la responsable de las búsquedas de emergencia de personas desaparecidas. En este caso, se presta especial atención a la protección de los datos sensibles.

Fte. UASVISION

Compártelo en las redes sociales