Tecnologías

Tecnologías

Brazo robótico LUKE

En una ceremonia que tuvo lugar en Nueva York el día 30 de junio, dos veteranos que sufren amputaciones de brazos se convirtieron en los primeros receptores de una nueva generación de extremidades protésicas, que promete un movimiento sin precedentes, casi natural de brazos y manos.

Los brazos son modulares y funcionan con baterías. Han sido diseñados y desarrollados por la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA) y representan el avance más significativo en cuanto a prótesis de las extremidades superiores en más de un siglo.

El sistema prostético del brazo “LUKE” (Life Under Kinetic Evolution), hace también  una referencia a Luke Skywalker de la famosa Star Wars, dotado de un brazo biónico futurista, que permite conseguir gran destreza en el brazo y mano, gracias a un simple, sistema de control intuitivo.

El sistema permite a los usuarios controlar simultáneamente múltiples articulaciones y distintos agarres de diferentes intensidades, por medio de señales inalámbricas generadas por sensores situados en los pies o por medio de otros controladores fáciles de usar.

Años de pruebas y optimización, en colaboración con el Departamento de Asuntos de Veteranos (VA), condujeron a su aprobación por la U.S. Food and Drug Administration de EE.UU. y al nacimiento de un fabricante a escala comercial, Mobius Bionics de Manchester, NH.

Más de 100 personas que sufren amputaciones se involucraron en los estudios iniciales, que llevaron a conseguir un producto cuyo tamaño natural, peso y forma proporcionan incomparable comodidad y facilidad de uso.

En la ceremonia celebrada en el New York Harbor Health Care System el Secretario de VA David Shulkin presentó el brazo LUKE a Fred Downs y Artie McAuley.

Downs es consultor de prótesis para los veteranos paralizados de EEUU y Jefe de Adquisiciones y Logística retirado de la Administración de Veteranos de Salud, que perdió su brazo izquierdo por encima del codo durante la Guerra de Vietnam. McAuley es un veterano del Ejército cuyo brazo fue amputado como resultado de un accidente. McAuley no dispuso de una prótesis durante años, porque los dispositivos de la generación anterior no funcionaban bien para individuos cuya pérdida se extendía hasta el hombro.

“La misión de DARPA es hacer inversiones seminales en tecnologías avanzadas que pueden tener grandes impactos en la seguridad nacional y ayudar a aquellos que han dedicado su vida para servir a nuestra nación”, dijo Justin Sánchez, Director de la Oficina de Tecnologías Biológicas de DARPA.

Comparado con otros brazos protésicos disponibles comercialmente, el sistema LUKE tiene una articulación del hombro completamente funcional y articulada, que ofrece un efecto sin precedentes en la movilidad y calidad de vida incluso para individuos con pérdida total de brazos.

El trabajo de DARPA en brazos protésicos continúa hoy a través de una serie de programas, incluyendo uno que proporciona a los usuarios un sentido natural del tacto mediante señales transmitidas directamente desde manos mecánicas al cerebro, y otro que usa señales de la corteza motora del cerebro directamente controlar una extremidad robótica.

Fte.: DARPA

Compártelo en las redes sociales