Tecnologías

Tecnologías

Camión chino lanza una salva de drones

Lo que más llama la atención de la guerra moderna es la síntesis de tecnologías: el camión para el transporte de tropas tiene más de un siglo de antigüedad; la artillería de tubo montada en camiones es un remanente de la Segunda Guerra Mundial; y los aviones teledirigidos con cabezas explosivas son una nueva versión de las municiones que existen de alguna forma desde la década de 1980.

Combinados, sin embargo, estos componentes convierten a un ligero y móvil portador de tropas en no sólo una pieza de artillería, sino una pieza de artillería que puede potencialmente explorar todo un campo de batalla y luego lanzar múltiples ataques de precisión. Es la síntesis la que hace la máquina.

En la Beijing Civil-Military Integration Expo 2019, se exhibió un camión equipado con 12 tubos capaces de lanzar drones. Desarrollado por Yanjing Auto, el vehículo 4×4 puede desplazarse fuera de las carreteras a la velocidad máxima de unos 77 mph. El camión es posiblemente la parte menos impresionante de todo el paquete, pero la simplicidad de su apariencia y la movilidad que proporciona, probablemente lo convierten en una plataforma perfectamente viable para atacar y escamotearse.

El corazón del poder de ataque del camión está en sus tubos.

Cuatro de los tubos lanzan aviones no tripulados SULA30 pequeños, que actúan como exploradores con más de una hora de vuelo, según informa el periódico estatal chino Global Times. Los ocho tubos restantes contendrán drones SULA89 más grandes, que pueden transportar más de 4 libras de explosivos y estrellarse contra objetivos a una velocidad de más de 110 mph.

Notablemente ausente en el informe está el papel de los operadores en la selección del objetivo. Los aviones teledirigidos pueden transmitir información a un centro de mando, pero no está claro, si los aviones teledirigidos de un solo uso volarán a los objetivos seleccionados por los humanos, o si elegirán el objetivo mientras están en tránsito. El volumen de los drones lanzados y la forma en que la artillería de cohetes está diseñada para disparar rápidamente en las salvas, sugieren que el control humano se limitaría en gran medida a la selección de objetivos antes de disparar.

La duración de los vuelos de las municiones en busca de objetivos constituye una de las principales preocupaciones de las organizaciones no gubernamentales interesadas en detener una carrera armamentista de IA. Cuanto más tiempo vuele un arma tipo dron hasta su explosión, más oportunidades hay para que la situación sobre el terreno cambie y los objetivos cambien de legales a ilegales por la presencia de civiles, y eso sin tener en cuenta los falsos positivos. La forma en que el mando y el control se incorporan a los enjambres de robots voladores lanzados desde los vehículos es una de las principales preocupaciones, con implicaciones tanto tácticas como éticas. Este no es un problema único en China; dos compañías estadounidenses anunciaron el 7 de mayo planes para un avión teledirigido que podrá lanzar otros atractivos activos aéreos.

También es un riesgo que se extiende más allá de los ejércitos regulares de las superpotencias. En la exposición, Yanjing Auto señaló que el 4×4 tiene versiones, que pueden desplegar múltiples hexacópteros teledirigidos de exploración armados o un conjunto de ocho misiles. Todos ellos, incluido el camión con tubos de lanzamiento de drones, están al parecer disponibles para la exportación.

Fte. C4ISRNET

Tags: ,

Compártelo en las redes sociales