Tecnologías

Tecnologías

China acaba de desplegar en su primera base en el extranjero. Un centro logístico para Oriente Medio y África del Norte

Por primera vez en la historia moderna de China, el Ejército Popular de Liberación (EPL) establece una base militar conjunta en suelo extranjero. El 11 de julio de 2017, la Marina china despachó dos barcos, el Jingangshan y el Donghaidao, a Doraleh, Djibouti.

Doraleh es la primera base en el extranjero del EPL lo que supone, que este sea también el primer despliegue de fuerzas militares chinas en África. Djibouti es también un lugar estratégico, dada su ubicación en el Cuerno de África, cerca de la entrada del Océano Índico al Mar Rojo.

Según los informes, la base, de aproximadamente medio kilómetro cuadrado, pronto contará con una dotación de personal del tamaño de un batallón, es decir, unas 1.000 personas.

Como centro logístico, podría apoyar a las fuerzas navales chinas que realizan expediciones a Europa a través del Canal de Suez, o supervisar la evacuación de los ciudadanos chinos de los países vecinos. También es probable que inicialmente preste apoyo a las operaciones chinas de lucha contra la piratería y a las misiones africanas de mantenimiento de la paz,

El Jingangshan (enseña 999) es un muelle de plataforma de aterrizaje de guerra anfibia, tipo 071 (LPD), y es probable que lleve a bordo tropas de marines, otro tipo de personal y vehículos a la base de Djibouti. Es probable que los marines chinos proporcionen seguridad a la base, así como que realicen trabajos de ingeniería para darle los últimos retoques.

El Donghaidao (enseña número 868) es un buque logístico de carga pesada y semisumergible, que se emplea para acomodar cargas de gran tamaño, como buques no aptos para la navegación y equipos de infraestructura. El Vicealmirante Shen Jilong, comandante de la PLAN, supervisó la salida del grupo de trabajo de la ciudad de Zhangjian, provincia de Guangdong.

En particular, la base china está muy cerca del Campamento Lemonnier, una base naval de los Estados Unidos, que se usa para llevar a cabo misiones aéreas, de aviones teledirigidos y de las Fuerzas Especiales en África Oriental, la Península Arábiga y el Golfo Pérsico.

A medida que los intereses globales chinos y las capacidades expedicionarias crecen en un mundo cada vez más complejo, es poco probable que Doraleh siga siendo la única base china en el extranjero.

Fte. Popular Science 

Compártelo en las redes sociales