Tecnologías

Tecnologías

Comparación de futuros submarinos: Dreadnought de la Royal Navy vs Columbia de la US Navy

Submarino Dreadnought de la Royal Navy

Está previsto que en la década de los 30s entren en servicio dos submarinos de nueva generación en la Royal Navy y la US Navy. Echemos un vistazo a cómo se están desarrollando y a sus capacidades potenciales y características únicas.

En la última década, más o menos, Reino Unido y Estados Unidos han estado desarrollando submarinos distintos para sus respectivas flotas navales. Se espera que tanto las clases de Dreadnought y cada programa ha sido objeto de críticas en diversa medida.

¿Qué capacidades únicas podrían tener ambos submarinos y qué progresos se han hecho en su desarrollo?

Designado con el nombre del antiguo acorazado, el desarrollo de la clase Dreadnought de la Royal Navy comenzó en 2011, cuando el Gobierno del Reino Unido firmó la fase inicial de evaluación para la adquisición de materiales para el primer buque de la clase.

El 18 de julio de 2016, la Cámara de los Comunes votó a favor de renovar el programa nuclear de disuasión Trident del Reino Unido, y posteriormente se comprometió con el programa Dreadnought, que en ese momento se conocía como la clase Successor.

El Reino Unido tiene previsto construir cuatro submarinos de la clase Dreadnought a un coste total de 31.000 millones de libras esterlinas, según el Ministerio de Defensa, aunque ha reservado una suma para imprevistos de 10.000 millones.

Se espera que la nueva clase, construida por BAE Systems, reemplace a la clase Vanguard en servicio. Será más grande, con una longitud de unos 153,6 metros y un desplazamiento total de 17.200 toneladas. Montará el reactor nuclear Rolls-Royce PWR3, un diseño estadounidense que, según se dice, es más sencillo y seguro que el PWR2 de la clase Vanguard, al tiempo que tiene una vida útil más larga y menor mantenimiento.

El armamento de la clase Dreadnought incluye cuatro tubos de torpedos de 21 pulgadas para disparar los torpedos pesados Spearfish de BAE, y 12 tubos de misiles balísticos nucleares, que disparan hasta 12 misiles balísticos Lockheed Trident II D-5 (SLBM), cada uno de los cuales lleva ocho cabezas nucleares.

Los altos coses iniciales del programa han sido examinados por varios grupos antinucleares, como el Nuclear Information Service (según informa el Telegraph) y The Campaign for Nuclear Disarmament, que han dicho que el coste real de los futuros submarinos durante su vida útil podría ascender a 170.000 millones de libras esterlinas y 205.000 millones de libras esterlinas, respectivamente.

La clase Columbia de la US Navy

Submarino Columbia de la US Navy

De forma parecida a la clase Dreadnought, la clase Columbia fue anunciada en 2014 para sustituir a los submarinos balísticos de la clase Ohio. En un documento de 300 páginas, el Congreso estableció sus especificaciones.

Según el documento del proyecto Ohio Replacement, tendrá un tamaño similar al de la clase Ohio, pero será más pesado con un desplazamiento de 21.144t en comparación con el desplazamiento de 19.041t de Ohio.

Una de las características clave de la clase Columbia será su sistema de propulsión eléctrica, diferente al mecánico que usan otras armadas. Sobre todo, se espera que el accionamiento eléctrico sea más silencioso y ahorre costes de funcionamiento. Sin embargo, la Federation of American Scientists (FAS) ha informado este año, de que la Armada de EE.UU. ha tenido problemas con su sistema de propulsión eléctrica, que ha necesitado una amplia reparación y que ha provocado un retraso de nueve meses.

Se planea la construcción de doce futuros submarinos de la clase Columbia, el primero de los cuales comenzará en 2021. General Dynamics Electric Boat ganó el contrato para la construcción en 2016, con la ayuda y la experiencia de Huntington Ingalls Industries’ (HII) Newport News Shipbuilding. En mayo de 2019, HII anunció que había cortado la primera placa de acero para el buque inaugural.

El programa de 128.000 millones de dólares, fue criticado en 2013 por el FAS, que cuestionó la necesidad de construir 12 nuevos submarinos pese a la disminución del número de patrullas de disuasión realizadas en los Estados Unidos. La organización argumentó que menos submarinos podrían hacer el mismo trabajo de manera efectiva.

Además, la US Government Accountability Office ha calificado la estimación de los costes del programa de “demasiado optimista” y ha dicho que probablemente podría dar lugar a aumentos presupuestarios. El programa también será objeto de una auditoría por parte del Inspector Department of Defense Inspector General a finales de este año, según Bloomberg.

Al igual que la clase Dreadnought, la clase Columbia estará armada con 16 misiles balísticos Trident II D-5. La Armada de Estados Unidos ha dicho que las dos clases compartirán un diseño de compartimiento de misiles común interoperable.

Fte. Naval Technology 

Compártelo en las redes sociales