Industria

Industria

Cuatro preguntas sobre la capacidad de inversión de la OTAN

Operación Trident Junture

Desde que se creó la OTAN, su objetivo principal ha pasado de la defensa colectiva a la seguridad cooperativa y a la gestión de crisis. Hoy día, la OTAN está haciendo malabarismos con las tres cosas.

El general de división William Hickman, director de planes estratégicos y política del Mando Aliado de Transformación de la OTAN, habló con Defense News sobre cómo hacer malabarismos con las prioridades.

La policía aérea es una táctica en el Báltico para contrarrestar a Rusia. ¿Se trata únicamente de un acto de disuasión?

Lo que hace demuestra la determinación, la cohesión de la Alianza porque se trata de formaciones multinacionales. Demuestra que, en la zona del Báltico, estas naciones no están solas. La Alianza se despliega para proporcionar los elementos disuasorios necesarios. Lo mismo ocurre con la Enhanced Forward Presence (“Presencia Avanzada”) (“Grupos de Combate de Batallones Multinacionales de la OTAN desplegados a vanguardia”) en Europa del Este. Sabemos que son muy pocos, relativamente hablando, por lo que se integran con las fuerzas del país anfitrión para proporcionar seguridad. También entendemos que hay que reforzar estas fuerzas en tiempos de crisis significativa.

¿Qué inversiones se están haciendo en tecnologías avanzadas para mejorar la seguridad?

Miramos al futuro porque el mundo está cambiando muy rápidamente. En lugar de decir que necesitamos más barcos, más submarinos, primeramente fijamos el efecto a conseguir, y luego buscamos soluciones innovadoras. En (el ejercicio de la OTAN) Trident Juncture, hicimos algunos experimentos empleando vehículos semiautónomos y autónomos para la logística. Seguiremos experimentando para ver qué otras tecnologías innovadoras pueden apoyar la alianza y la disuasión.

Una de las áreas que estamos analizando es el uso de datos. Hay una enorme cantidad de datos sobre las naciones, especialmente sobre la preparación de las fuerzas. La capacidad de usar esos datos de forma más eficaz es adonde miraremos en el futuro.

Estados Unidos planea hacer inversiones para ayudar a los países a dejar de utilizar la tecnología rusa. ¿Debería haber sido éste un esfuerzo de la OTAN?

Desde la perspectiva de la OTAN, eso forma parte de la modernización de estas fuerzas, principalmente de Europa del Este. Con el tiempo, cuando estas naciones tengan los recursos, querremos tener mayor interoperabilidad. La mayoría de estas naciones quieren tener equipos más nuevos de todos modos.

¿Proporciona EE.UU. suficiente apoyo a los esfuerzos de Europa para crear capacidades nacionales?

Las fuerzas estadounidenses compran a empresas europeas. Ocurre más al revés, pero es una cantidad significativa de dinero. Y en la OTAN, cuando una nación tiene un requisito, trabajamos con esa nación y con otras naciones que ya tienen esa capacidad. Si ninguna nación la tiene, buscamos la participación multinacional”. Se reúne a más de una nación para construir esa capacidad, lo que aumenta la interoperabilidad.

Para mí, esa es la versión OTAN de lo que la Unión Europea está intentando hacer con el Fondo Europeo de Defensa. Para mí, el 2 por ciento (del objetivo del producto interno bruto para el gasto en defensa) se trata más bien de cumplir con los requisitos identificados y de que sean interoperables. Eso es más difícil de (precisar) que sea justo el 2 por ciento, pero es lo que realmente necesitamos”.

Fte. Defensa News 

Tags:

Compártelo en las redes sociales