Tecnologías

Tecnologías

Despegue inminente del segundo satélite espía de Marruecos

En la base espacial de Kourou, en la Guayana francesa, se ultiman los preparativos para el despegue del lanzador europeo Vega en su vuelo número 13, que deberá poner en órbita el segundo satélite espía de Marruecos, bautizado Mohammed VI-B en homenaje al actual monarca alauita.

Juan Pons.

Siguiendo indicaciones de Rabat, Arianespace, la compañía de servicios de lanzamiento responsable del lanzamiento, está llevando a cabo los trabajos de preparación de la misión VV13 con el máximo sigilo.

El próximo vuelo del lanzador Vega está anunciado desde hace meses para el 20 de noviembre, pero sin indicar el satélite que transporta en su interior. Sin embargo, existen imágenes que muestran que la cofia del cohete ‒la parte alta donde va encapsulado el satélite‒ ya se encuentra en la rampa de lanzamiento, de lo que se deduce que, salvo incidencias de última hora, la puesta en órbita del Mohammed VI-B será en las próximas fechas.

El hermano gemelo del Mohammed VI-B, denominado Mohammed VI-A, ya estuvo envuelto en el máximo secreto hasta muy pocos días antes de su despegue el 7 de noviembre de 2017, también en un cohete Vega desde Kourou.

Ambos satélites están basados en la plataforma francesa AstroSat-1000, del que se derivan los satélites de observación Pleiades HR-1A ‒puesto en órbita en diciembre de 2011‒ y Pleiades HR-1B, ‒lanzado en diciembre de 2012‒ de uso militar y civil.

Marruecos utilizado su primer satélite espía para vigilar el Sahara Occidental, los movimientos del Frente Polisario y para localizar fuerzas de Hezbollah en la zona. También se emplea para actividades civiles, para medir el avance de la desertización, gestionar los recursos hídricos y planificar grandes proyectos de infraestructuras terrestres.

Airbus Defence & Space France y Thales Alenia Space France (TAS France) son máximos responsables de la fabricación de ambos satélites. TAS ha aportado el  instrumento óptico de alta resolución, que permite obtener imágenes tridimensionales de 0,7 metros de resolución desde una órbita próxima a los 694 kilómetros de altura, tanto de día como de noche. También ha desarrollado el subsistema de transmisión de imágenes a bordo y el segmento de procesado y obtención de las imágenes en tierra. Airbus DS France ha construido la plataforma, los equipamientos a bordo y ha procedido a la integración del satélite.

Compártelo en las redes sociales