Tecnologías

Tecnologías

El avión espía no tripulado ruso Altair alza el vuelo

Altair, avión espía ruso no tripulado

El Ministerio de Defensa de Rusia publicó recientemente un video del nuevo vehículo aéreo no tripulado Altair/Altius, subiéndolo a YouTube. En desarrollo desde hace varios años, supuestamente sufrió sobrecostes y un retraso considerable. Aunque se describe como un avión espía, parece tener la capacidad de portar armas.

Rusia, a pesar de su reputación de gigante militar, se ha quedado a la zaga de Estados Unidos en el desarrollo de vehículos aéreos no tripulados. Hasta hace poco, Rusia no tenía equivalente a los Reaper o Predator, aviones no tripulados de media altitud y larga duración (MALE) capaces de merodear durante un día o más sobre un objetivo, realizar tareas de vigilancia y, finalmente, atacarlo con armas guiadas de precisión.

El nuevo Altair/Altius-U parece listo para cubrir ese hueco, ya que según los medios de comunicación estatales rusos, pesa seis toneladas y está propulsado por dos motores turbohélice. De acuerdo con el análisis de código abierto de las imágenes satelitales, los primeros prototipos observados tienen una longitud de 11 metros, aproximadamente la misma que el MQ-9 Reaper. Sin embargo, tienen 28 metros de envergadura, lo que le hace considerablemente más grande en envergadura que su homólogo americano. Sin embargo, vale la pena recordar que ha habido varios prototipos y que el avión en el video puede diferir de cualquiera de ellos.

Según TASS, el avión Altair voló durante 32 minutos a altitudes de hasta 800 metros y, según se dice, hasta 24 horas seguidas. El dron carece de cualquier paquete de sensores obvio, particularmente de un “ojo” electro-óptico orientado hacia abajo para ayudarlo a observar objetivos terrestres. Este paquete suele incluir cámaras infrarrojas de alta definición a color y de imágenes en torreta giratoria, lo que permite a las aeronaves volar en círculos por encima de sus objetivos, manteniéndolos bajo observación en todo momento.

El Altair fue originalmente anunciado como dron de ataque, luego como avión de reconocimiento, y ahora como de inteligencia/ reconocimiento/ vigilancia. Es un poco inusual que un dron macho esté desarmado, ya que estar armado reduce el número y tipo de aviones necesarios para una misión que requiere tanto observación como ataque.

Es posible que el avión no tripulado, que supuestamente tuvo que hacer frente a sobrecostes y retrasos técnicos, terminara con una capacidad de carga útil inferior a la prevista originalmente.

En 2015, se describió un prototipo impulsado por dos motores Red A03, importados de Alemania, cada uno de 500 caballos de fuerza. Eso es más potencia que el motor del MQ-9 Reaper, pero Altair también es un MALE (Medim Altitud Long Endurance) más grande y pesado en más de media tonelada.

Un detalle sobre el Altair claramente visible en el video: tiene dos anclajes en sus alas para llevar cargas externas. Esto podría significar capacidad para llevar cápsulas sensoriales, en particular un radar de apertura sintética, capaz de “ver” a través del mal tiempo y construir imágenes de los objetos en el suelo. También podría sugerir que todavía se está trabajando para Altair en algún tipo de capacidad de ataque, ya que estos puntos podrían llevar bombas guiadas por láser o misiles.

El nuevo dron ruso no estuvo exento de controversia. En 2018, DefenseOne informó que Alexander Gomzin, director y diseñador jefe de la Oficina de Diseño OKB Simonov de Altair, fue arrestado bajo cargos de “abuso de autoridad, malversación de fondos presupuestarios y fraude”.

Pero después de un largo camino lleno de obstáculos, el dron finalmente está aquí.

Fte. Popular Mechanics

Compártelo en las redes sociales