Tecnologías

Tecnologías

El Ejército holandés modernizará sus obuses autopropulsados y vehículos de combate CV90

El obús autopropulsado Panzerhouwitser 2000NL de artillería pesada y el vehículo de combate de infantería CV90 están siendo examinados. Las llamadas actualizaciones de media vida (“midlife updates”, MLU) mantendrán estos sistemas de combate operativos y relevantes hasta el final de su vida útil, anunció hoy la Secretaria de Estado de Defensa, Barbara Visser, mediante cartas separadas al Parlamento.

¿Qué es lo que se va actualizar en el Panzer Howitzer 2000NL? Se modernizará la electrónica y se sustituirá el sistema de ventilación. El sistema de carga de municiones también será objeto de una adaptación. Por ejemplo, la velocidad de tiro de los proyectiles de largo alcance será la de la munición normal. Finalmente, se modernizará la protección y se mejorará el equipo de visión nocturna.

La importancia de contar con una capacidad suficiente se incrementa debido al cambio en la situación de seguridad, debido a la necesidad de disuadir a los oponentes potenciales considerablemente más fuertes, y servir para mantener la superioridad en un posible conflicto. El PzH2000NL proporciona una potencia impresionante, con una alta velocidad de tiro y gran precisión.

El Pantserhouwitser 2000NL (PzH2000NL), con un calibre de 155mm, es la pieza de artillería más pesada del Ejército desde 2005. El final de la vida útil del PzH2000NL se prevé entre 2035 y 2039. La MLU se aplicará a partir de 2020, junto con Alemania, y costará entre 25 y 100 millones de euros.

Además, el vehículo de combate de infantería CV90 también requiere una importante renovación. Su vida útil de 30 años finalizará en el año 2039. Este sistema de armas debe modernizarse a partir de 2022 por las mismas razones que el obús Panzer. Los enemigos potenciales, substancialmente más fuertes, demandan suficiente fuerza para actuar en el más alto espectro de violencia en los entornos forestales, en los que el CV90 es muy adecuado.

El trabajo incluye la mejora de varias capacidades, como la protección, potencia de fuego, movilidad, observación, mando, mantenimiento y entrenamiento.

En la ejecución de la MLU, se buscará la cooperación con otros países que también operan el CV90, en la medida de lo posible. En principio, el trabajo lo llevará a cabo el fabricante sueco, pero en la medida de lo posible la industria holandesa estará involucrada. Costará entre 250 y 1.000 millones de euros.

La finalización de ambas MLUs está prevista para 2026.

Fte. Defense Talks

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.