Industria

Industria

El Ministerio de Defensa francés se opone a la Administración de EEUU por su enfoque en la venta de armas

“La cláusula de solidaridad de la OTAN se llama Artículo 5, no Artículo F-35”, dijo el lunes la ministra francesa de Fuerzas Armadas, Florence Parly.

Un alto funcionario de defensa francés dio una fuerte reprimenda a Estados Unidos por lo que describió como un enfoque cada vez más transaccional hacia los aliados.

“La cláusula de solidaridad de la OTAN se llama Artículo 5, no Artículo F-35”, dijo la ministra francesa de Fuerzas Armadas Florence Parly el lunes por la mañana en el Consejo Atlántico durante una breve visita a Washington. “Personalmente, me preocupa más la idea de que la solidaridad de la OTAN podría estar condicionada a que los aliados compren tal o cual equipo. La Alianza debe ser incondicional, de lo contrario no es una alianza”.

Aunque Parly no mencionó al presidente Trump por su nombre, su Administración fue el objetivo claro de sus comentarios. Trump ha hecho de la venta de armas un tema central de su política exterior, y su Casa Blanca ha impulsado una iniciativa de “Buy American” con la intención de ayudar a impulsar la compra de equipo militar estadounidense. La iniciativa ha sorprendido en Europa, donde algunos aliados de la OTAN han sospechado que es el punto principal de la campaña de la Administración Trump para conseguir que los miembros de la alianza cumplan con su objetivo de gasto militar del 2 por ciento del PIB.

Francia, cuyas propias empresas compiten con la industria de defensa de Estados Unidos, sólo compra equipos especializados de Estados Unidos, como los aviones no tripulados Reaper.

El año pasado, Trump dijo que estaba dispuesto a ayudar a los países más pequeños y menos ricos a comprar armas estadounidenses.

“No vamos a financiarlo, pero nos aseguraremos de que puedan recibir pagos y otras cosas para que puedan comprar, porque Estados Unidos fabrica, con mucho, el mejor equipo militar del mundo, los mejores jets, los mejores misiles, las mejores armas, lo mejor de todo”, dijo en una conferencia de prensa.

En su propuesta presupuestaria más reciente, Trump también ha tratado de reavivar un esfuerzo fallido de los primeros días de la Administración, que consiste en ofrecer préstamos flexibles a los países con el fin de ayudarles a comprar de todo, desde camiones hasta entrenamiento militar, pasando por aviones de combate y aviones teledirigidos.

Un funcionario del Departamento de Estado dijo que buscará hasta 8.000 millones de dólares para el programa, lo que, según la visión general del presupuesto, “hará que el equipo de defensa de Estados Unidos sea una opción más competitiva y asequible para los países socios”.

Trump ha despertado temores sobre el compromiso de Estados Unidos con la OTAN, discutiendo con sus asesores una retirada de Estados Unidos y martilleando públicamente a sus aliados sobre sus gastos de defensa.

Parly insistió en que Francia “apoya plenamente la insistencia de Estados Unidos en el 2 por ciento”, y destacó que Estados Unidos y París comparten “una excelente relación bilateral”.

“Pero lo que preocupa a los europeos es esto”, dijo. “¿Será perenne el compromiso de Estados Unidos? ¿Debemos asumir que continuará como en los últimos 70 años?”

Fte. Defense One 

Compártelo en las redes sociales