Tecnologías

Tecnologías

El misil contracarro de medio alcance MMP de MBDA ya está calificado para operar a -30º C

La multinacional europea MBDA ha concluido con éxito la campaña invernal de pruebas de tiro del misil contracarro de medio alcance MMP ‒acrónimo del francés Misil Moyenne Portée‒ y ha dado por calificado el misil para poder disparar en escenarios de frio extremo.

Juan Pons.

Las pruebas para evaluar el misil MMP del tipo dispara y olvida en condiciones ambientales de muy bajas temperaturas ‒entre -15° C y -30° C‒ acaban de concluir tras haberse inicio a principios del presente año en el enorme polígono de tiro y maniobras sueco de Vidsel, al norte del país y cerca del Círculo Polar Ártico.

Se trata de una zona deshabitada y boscosa de 1.650 km² ‒ampliable hasta los 3.150 km²‒ donde se evalúan los misiles suecos y de otros países europeos, a la vez que sirve de zona de entrenamiento de fuego para los aviones de combate Gripen de la Fuerza Aérea de Suecia. Para tener una idea de la inmensidad del polígono de tiro de Vidsel, el español de las Bardenas Reales (Navarra) donde efectúan las pruebas de tiro los aviones de combate españoles tiene una superficie de 22,22 km².

La campaña de ensayos ha sido organizada por la Dirección General de Armamento y el Ejército francés sobre la base de tres escenarios tácticos distintos, al objeto de evaluar tanto el correcto funcionamiento de los algoritmos de procesado de imágenes del sistema del misil en las condiciones habituales del invierno subpolar, como también los sistemas de guiado en visible e infrarrojo y la incidencia de las bajas temperaturas sobre los efectos de sus impactos.

En el primer escenario táctico el misil se disparó en modo de bloqueo del disparo antes del lanzamiento o LOBL (Lock On Before Launch) y su objetivo fue un vehículo en movimiento a 70 km/h. La segunda prueba de disparo se realizó en trayectoria baja y también en modo LOBL.

El tercer escenario se efectuó en el modo más allá de la línea de visión o BLOS (Beyond Line Of Sight) o, y el misil impactó contra la parte superior de un carro de combate no visible, tras introducir en el ordenador del puesto de tiro las coordenadas GPS transmitidas por el sistema FELIN (French Army Digitized Soldier System), el programa del soldado del futuro del Ejército francés.

MBDA, la compañía fabricante del misil, no ha informado de las distancia al objetivo a las que se han efectuado los disparos, pero asegura que la campaña ha sido “un completo éxito” y ha confirmado “la robustez de los equipos utilizados en condiciones extremas de temperaturas negativas, así como la facilidad de uso del sistema y su buena ergonomía”.

Las pruebas en periodo invernal que acaban de concluir complementan la evaluación técnica y operativa del sistema llevada a cabo por el ejército francés y la DGA desde el inicio de las entregas a finales de 2017.

Las pruebas de tiro operativo en climas cálidos se desarrollaron en Yibuti del 25 de agosto al 22 de septiembre del pasado año. Las fuerzas terrestres y navales francesas desplegadas en el citado país efectuaron nueve disparos, dos de ellos desde pequeñas embarcaciones, todas ellas con éxito, según MBDA.

Relevo de los misiles contracarro filodirigidos Milan y HOT, el MMP es la respuesta de MBDA al misil Spike de cuarta generación de la compañía Rafael de Israel. En servicio en el Ejército francés desde 2018, portátil, con un peso de 15 kilos y un alcance máximo superior a los 4.000 metros, hasta la fecha es el único misil terrestre de quinta generación que se va a desplegar en los teatros de operaciones militares.

Compártelo en las redes sociales