Tecnologías

Tecnologías

El Pentágono prueba globos de vigilancia masiva en E.E.U.U.

El Ejército de Estados Unidos está llevando a cabo pruebas de vigilancia de grandes áreas en seis estados del Medio Oeste, mediante globos experimentales a gran altitud, revelan documentos presentados ante la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés).

Hasta 25 globos potenciados por energía solar, no tripulados, están siendo lanzados desde Dakota del Sur y a la deriva 250 millas, a través de un área que abarca porciones de Minnesota, Iowa, Wisconsin y Missouri, antes de concluir en el centro de Illinois.

Viajando en la estratosfera a altitudes de hasta 65.000 pies, los globos están destinados a “proporcionar un sistema de vigilancia persistente para localizar y disuadir el tráfico de estupefacientes y las amenazas a la seguridad nacional”, según un archivo realizado en nombre de la Corporación Sierra Nevada, una compañía aeroespacial y de defensa.

Los globos llevan radares de alta tecnología diseñados para rastrear simultáneamente muchos vehículos día y noche, en cualquier tipo de clima. Las pruebas, que no habían sido declaradas anteriormente, recibieron la licencia de la FCC para operar desde mediados de julio hasta septiembre, tras vuelos similares realizados el año pasado.

Arthur Holland Michel, codirector del Center for the Study of the Drone en el Bard College de Nueva York, dijo: “Lo que esta nueva tecnología propone es verlo todo a la vez. A veces se le llama “combat TiVo”, porque cuando ocurre un evento en algún lugar del área vigilada, se puede rebobinar la cinta para ver exactamente lo que ocurrió, y rebobinar aún más para ver quiénes estuvieron involucrados y de dónde vinieron”.

Las pruebas han sido dirigidas por el US Southern Command (Southcom), que es el responsable de la respuesta a desastres, las operaciones de inteligencia y la cooperación en materia de seguridad en el Caribe y América Central y del Sur. Southcom es un programa conjunto del Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea y otras fuerzas de Estados Unidos, siendo una de sus funciones clave identificar e interceptar los cargamentos de droga que se dirigen a Estados Unidos.

“No creemos que las ciudades estadounidenses deban estar sujetas a una vigilancia de área amplia en la que cada vehículo pueda ser rastreado dondequiera que vaya”, dijo Jay Stanley, analista principal de políticas de la Unión Americana de Libertades Civiles. “Incluso en pruebas, se recopilan muchos datos sobre los estadounidenses: quiénes conducen a la sede del sindicato, la iglesia, la mezquita, la clínica de Alzheimer”, dijo. “No debemos permitir que esto se use en Estados Unidos y es preocupante escuchar que estas pruebas se están llevando a cabo, nada menos que por parte de fuerzas armadas.”

Durante muchos años, Sierra Nevada ha suministrado a Southcom aviones ligeros con sensores por valor de millones de dólares, que luego sobrevolaron México, Colombia, Panamá y el mar Caribe. Pero los aviones requieren tripulaciones costosas y sus salidas solamente pueden durar unas horas. En un informe al Comité de Fuerzas Armadas del Senado en febrero, el comandante de Southcom, almirante Craig Faller, escribió: “Aunque hemos mejorado la eficiencia, sólo hemos logrado interceptar con éxito alrededor del seis por ciento de los movimientos de drogas conocidos (en 2018)”.

Los nuevos globos prometen una plataforma de vigilancia barata que podría seguir a varios coches y barcos durante períodos prolongados. Y debido a que los vientos a menudo viajan en diferentes direcciones y a diferentes altitudes, los globos pueden flotar sobre un área dada simplemente ascendiendo o descendiendo.

Ni Sierra Nevada ni US Southcom respondieron a las solicitudes de comentarios sobre esta historia. Sin embargo, el operador rival de globos World View anunció recientemente, que había llevado a cabo misiones de prueba de varias semanas en las que sus propios globos estratosféricos podían volar sobre un área de cinco millas de diámetro durante seis horas y media, y sobre áreas más grandes durante varios días.

“La naturaleza misma de estos globos les permite operar durante semanas o meses”, dijo Ryan Hartman, CEO de World View. “El desafío es cómo aprovechar los vientos estratosféricos para crear la capacidad de mantenerse en estación de forma persistente.”

Raven Aerostar, la compañía que suministra los globos para las pruebas de Southcom y los lanza desde sus instalaciones en Dakota del Sur, dijo a The Guardian que ha tenido globos en el aire durante casi un mes. Raven también fabrica globos para la filial de Alphabet, Loon, que los emplea para proporcionar servicios de Internet y telefonía móvil desde la estratosfera.

Los documentos de la FCC muestran que los globos de Southcom transportan pequeños vehículos similares a satélites, que albergan sofisticados sensores y equipos de comunicación. Uno de esos sensores es un radar de apertura sintética destinado a detectar cada vehículo o barco en movimiento en una franja de 25 millas debajo del globo.

Los globos también cuentan con avanzadas tecnologías de red, que les permiten comunicarse entre sí, compartir datos y transmitirlos a los receptores en tierra.

La documentación de la FCC indica que esta red incluye información de vídeo. Esto sugiere que los globos también podrían llevar un sistema de captura de video de Sierra Nevada llamado Gorgon Stare. Este sistema de vigilancia de área amplia comprende nueve cámaras capaces de grabar imágenes panorámicas de toda una ciudad simultáneamente.

Mientras que el Gorgon Stare suele desplegar en aviones teledirigidos, Michel dijo que el Ejército ha empleado dirigibles cautivos en Afganistán, y que el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos ha experimentado con globos de baja altitud a lo largo de la frontera con México.

Pero la vigilancia desde globos estratosféricos es relativamente nueva, dijo Michel, autor de Eyes in the Sky, un libro reciente sobre vigilancia de áreas extensas: “Cuanto mayor sea la altitud del sistema, mayor será el área que pueda cubrir. La desventaja es que, dependiendo del área y del sistema, puede obtener imágenes de menor resolución”. Los globos también están sujetos a menos restricciones y regulaciones que los drones.

No está claro en los documentos de la FCC, si las pruebas de Southcom dentro de EE.UU. están vinculadas a alguna investigación activa sobre narcóticos o antiterrorismo. Además, ninguna de las partes involucradas diría si los datos de los vehículos serían borrados, almacenados o pasados a otras agencias federales o locales.

“Nos gustaría saber, qué están haciendo con esos datos, cómo los están almacenando y si están contemplando la posibilidad de desplegarlos en Estados Unidos”, dijo Stanley, de la ACLU. “Porque si deciden que es utilizable en el país, habrá una enorme presión para desplegarlo.”

Las pruebas de vigilancia de Southcom son probablemente sólo la punta del iceberg. Scott Wickersham, vicepresidente de Raven Aerostar, dijo a The Guardian que también ha estado trabajando con Sierra Nevada y Darpa, el brazo de investigación del Pentágono, en un “desarrollo altamente sofisticado y desafiante alrededor de la estratosfera”. Esto se refiere al programa de la agencia Adaptable Lighter-Than-Air (Alta), un esfuerzo continuo para perfeccionar la navegación en globos estratosféricos que ha incluido múltiples lanzamientos a través del país, dijo Wickersham.

Ryan Hartman dijo que World View también había completado una docena de misiones de prueba de vigilancia para un cliente que no nombraría, capturando datos que no especificaría.

“Obviamente, hay leyes para proteger la privacidad de las personas y somos respetuosos de todas esas leyes”, dijo Hartman. “También entendemos la importancia de operar de una manera ética en lo que se refiere a la protección de la privacidad de las personas.”

Mientras, World View se está preparando para su próximo vuelo de vigilancia, y las pruebas de Sierra Nevada en el Medio Oeste continúan.

Fte. www.theguardian.com

Compártelo en las redes sociales