Industria

Industria

El tratado franco-alemán es un paso hacia un “ejército europeo”

Los líderes de Francia y Alemania expusieron el día 22 su compromiso con un futuro Ejército Europeo conjunto, una idea que ha suscitado reacciones airadas por parte del Presidente estadounidense Donald Trump.

La Canciller alemana Angela Merkel dijo que los lazos de defensa más estrechos acordados en un nuevo tratado de amistad tienen como objetivo construir una “cultura militar común” franco-alemana y “contribuir a la creación de un ejército europeo”.

Tanto Macron como Merkel han impulsado la idea de un Ejército Europeo conjunto para el bloque que formaría parte de la Alianza Transatlántica más amplia de la OTAN.

Macron dijo en un foro después de la ceremonia de firma que, como “las potencias autoritarias están emergiendo por doquier… construyamos un verdadero ejército europeo para protegernos y tener una verdadera política exterior”.

Trump ha exigido firmemente que los miembros europeos de la OTAN, especialmente Alemania, paguen más por su defensa conjunta, pero ha atacado la idea de un ejército europeo separado.

A finales del año pasado se burló de las dos potencias europeas en Twitter aludiendo a ¿qué fue Alemania en la Primera y Segunda Guerra Mundial?, ¿Cómo funcionó eso para Francia?

Añadió que “empezaban a aprender alemán en París antes de que llegaran los Estados Unidos”.

En el nuevo acuerdo, concebido como continuación del Tratado del Elíseo de 1963, tanto Francia como Alemania se comprometen a permanecer codo con codo en caso de ataque militar contra cualquiera de ellos, reafirmando un compromiso ya recogido en los tratados de la UE y de la OTAN.

París y Berlín crearán también un nuevo Consejo de Defensa y Seguridad conjunto y tratarán de armonizar las normas para la adquisición de equipos militares.

El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, acogió con satisfacción el tratado y dijo que Francia y Alemania habían informado un día antes a la Alianza sobre sus aspectos de defensa y seguridad.

“Durante décadas, la cooperación franco-alemana ha sido esencial para la seguridad y la estabilidad en Europa”, declaró en un comunicado.

“El Tratado de Aquisgrán nos recuerda la importancia histórica de esta asociación, lo lejos que ha llegado Europa desde la devastación de la Segunda Guerra Mundial y la importancia de seguir trabajando por una Europa libre y en paz”.

Stoltenberg acogió con satisfacción “el énfasis dado en el tratado a la importancia de las instituciones multilaterales como la OTAN, la UE y la ONU”.

“Un fuerte papel francés y alemán en la OTAN seguirá siendo esencial para la seguridad europea y transatlántica”.

Fte. Defense Talks 

Compártelo en las redes sociales