Tecnologías

Tecnologías

Exoesqueleto HULC – Human Universal Load Carrier

El “Exoesqueleto” consiste en un arnés de titanio accionado hidráulicamente, que permite a los soldados manejar pesos de hasta 95 kg.  durante largos períodos de tiempo en cualquier tipo de terreno. Un microordenador integrado en su estructura hace que el esqueleto se mueva con el soldado, proporcionando un control intuitivo, de acuerdo con Lockheed Martin.

Su diseño flexible le permite hacer todo tipo de ejercicios, arrastrarse y levantar de pesos. No necesita joystick ni otro mecanismo de control. El exoesqueleto detecta lo que los usuarios quieren hacer y adónde quieren ir. Aumenta su capacidad, fuerza y ​​resistencia. Un microordenador a bordo asegura que el exoesqueleto se mueva de acuerdo con el individuo. Su modularidad permite que los componentes principales se intercambien en el campo. Además, su exclusivo diseño permite el ahorro de energía y que el usuario opere con la batería durante misiones largas. La capacidad de carga de la HULC funciona incluso cuando no se dispone de corriente.

Descansa en dos placas de titanio corrugado. Desde el borde exterior de cada una se eleva una estrecha viga de titanio en T, que sigue la línea de la pierna, con una articulación en la rodilla, hasta otra articulación que sostiene una faja pélvica de titanio y un soporte de vientre poco profundo. Desde la parte posterior de este cinturón se eleva una columna vertebral para sostener un yugo de hombros y una caja torácica, todos del mismo metal. La caja torácica está ranurada para ahorrar peso, de modo que las tiras curvadas siguen la línea de cada una de sus costillas.

Fte.: Lockheed Martin

Compártelo en las redes sociales