Tecnologías

Tecnologías

EXOSUIT, el nuevo exoesqueleto para el soldado americano

Gracias a un nuevo “traje”, que está siendo desarrollado por el programa DoD Warrior Web, los soldados del futuro podrán marchar más tiempo, llevar equipo más pesado y mejorar su agudeza mental.

El traje tiene poleas y engranajes diseñados para prevenir y reducir las lesiones músculo-esqueléticas causadas por la dinámica típicamente experimental en el ambiente del combatiente.

Científicos e ingenieros del U.S. Army Research Laboratory han probado variantes del traje durante más de tres años en las instalaciones del Soldier Performance and Equipment Advanced Research o SPEAR en el Aberdeen Proving Ground.

“Nos hemos centrado principalmente en los beneficios físicos de estos tipos de trajes, pero también estamos interesados en los beneficios cognitivos”, dijo la Dra. Angela Boynton, investigadora de ARL. “Esperamos que, al reducir la carga física, el soldado pueda disponer de la posibilidad de dedicar más energía a otros tipos de funciones que impliquen una carga de trabajo cognitivo o perceptual”. En efecto, “Si reduce la carga física que tiene que soportar una persona, puede tener efectos físicos beneficios, además de mayor atención que puede prestar a su conciencia situacional”.

El proyecto, financiado por la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA), tiene muchas organizaciones asociadas a través del DoD y la academia.

“A más largo plazo, los sistemas desarrollados individualmente tienen la ventaja de poder ser integrados en otros sistemas más grandes del soldado y así poder integrarse con otras capacidades para proporcionar una ventaja marcada para nuestros soldados y nuestros combatientes en el futuro”, dijo el Mayor Christopher Orlowski, gerente del programa Web de Warner de DARPA. “Creo que llevará al menos otros cinco o diez años estar listo para el soldado de infantería”.

Uno de los investigadores afirmó, que la última versión del “EXOSUIT” es mucho más fácil de usar en comparación con los primeros prototipos e incluye accesorios funcionales mejorados para el cuerpo, sistemas de control que se adaptan a cada individuo y otros de actuación que son silenciosos y compactos.

El programa Warrior Web es un ejemplo perfecto donde ingenieros y soldados trabajan juntos para desarrollar una capacidad que podría ser útil para el futuro. La retroalimentación del soldado ayuda a enmarcar los resultados del programa Warrior Web y la futura inversión del Ejército “.

Fte.: US Army Research Laboratory

Compártelo en las redes sociales