Tecnologías

Tecnologías

GDELS presenta en las mismas fechas en Brno y en Madrid un vehículo de combate de Infantería, otro de Zapadores y un lanza puentes

El mecanismo de lanzamiento del puente (BLM) es de Pearson Engineering

General Dynamics European Land Systems (GDELS) ha mostrado de forma simultánea en sendas ferias de defensa en la república checa y en España sus últimos vehículos militares y su elevado potencial industrial.

Juan Pons

Al mismo tiempo que GDELS presentaba en sociedad durante la primera edición de FEINDEF ‒del 29 al 31 de mayo‒ su prototipo del Vehículo de Combate de Zapadores (VCZAP) con destino al Ejército español, a 2.500 kilómetros de distancia, en Centroeuropa, en la localidad de Brno ‒la capital de la industria de armamento de la república checa‒, exactamente en las mismas fechas exhibía por vez primera su nuevo vehículo lanza puentes y su propuesta de vehículo de combate de Infantería para el Ejército checo.

Prototipo del Vehículo de Combate de Zapadores presentado por vez primera en FEINDEF 2019

Ambos productos se presentaban en la 15 edición del salón International Defence and Security Technologies (IDET). El denominado Puente Plegable Variable o VFB (Variable Folding Bridge) es la nueva variante que GDELS ha puesto a punto sobre la base de la plataforma ASCOD ‒acrónimo de Austrian Spanish COoperation Development‒, un desarrollo conjunto hispano-austriaco para plataforma militar terrestre de los años 90.

El nuevo sistema de ingenieros incorpora un mecanismo de lanzamiento del puente (BLM) que ha sido puesta a punto por Pearson Engineering, el mismo que equipa el lanza puentes sobre Piraña 8×8 presentado en Eurosatory 2018.

El VFB puede ser una opción de futuro para las Fuerzas Armadas españolas, que cuentan con los vehículos cadenas lanza puentes VLPD 26/70 E de 56 toneladas, con capacidad para franquear hasta 26 metros. Pero, por el momento, no existe ningún programa en marcha para dotarse de un lanza puentes para los Pizarro, que también servirían para los Ulan austriacos y los SV británico, cuya producción total supera el millar de unidades.

En IDET 2019, junto al prototipo del ASCOD New Generation. De izquierda a derecha: consejero Comercial de la Embajada de España, José Manuel Revuelta; agregado de Defensa, coronel Santiago Conde; vicepresidente de Negocios y Servicios Internacionales de GDELS, Thomas Kauffmann; Embajador de España, Ángel Lossada; jefa del programa checo de GDELS-SBS, Anna Montuenga; y vicepresidente de Ingeniería de GDELS, José Manuel Lineros.

En Brno también se mostraba por vez primera la versión de nueva generación del ASCOD/Pizarro que GDELS ha desarrollado bajo los requerimientos de las Fuerzas Armadas checas, que se han propuesto adquirir un total de 210 Vehículos de Combate de Infantería cadenas en distintas versiones.

Se trata de un programa que está en estudio desde 2013 y con el que las Fuerzas Armadas checas pretenden mejorar el potencial de combate de su 7ª Brigada Mecanizada, su unidad más potente. La opción que resulte elegida de la competición internacional reemplazará a 185 BVP-2, la variante nacional del BMP-2 ruso fabricada bajo licencia por la industria nacional. El Ejército del país centroeuropeo cuenta también con otros 170 BMP-1 de la década de los 70, que por su mayor antigüedad están adscritos a las unidades militares de reserva.

La propuesta que presenta GDELS tiene capacidad para embarcar un pelotón de 8 soldados y puede estar armado tanto con torretas tripuladas como no tripuladas. En ambos casos, las torretas UT30 Mk II son del fabricante israelí Elbit Systems y el sistema de armas principal es el cañón norteamericano ATK Bushmaster de 30 mm.  Además de la versión estándar, la multinacional también oferta diferentes variantes adaptadas a misiones de mando, comunicaciones, contra carro, apoyo por el fuego, etc. que completan la gama necesidades.

El Pizarro es la versión de combate de la plataforma hispano-austriaco ASCOD

La multinacional norteamericana plantea al gobierno de Praga todo una serie de iniciativas de cooperación, cuya fortaleza se sustenta en el elevado número de unidades del ASCOD y del Pizarro en servicio, así como en la elevada movilidad y capacidad de protección que ofrece la versión mejorada que se oferta, que cumple con el STANAG 4569 de la OTAN y, por supuesto, en las innovaciones tecnológicas que incorpora,

Además de GDELS, en la lista corta de vehículos que aspiran a ganar el multimillonario contrato están el renovado CV-90 Mk IV de BAe Hagglunds, en servicio en el Ejército sueco y otros países desde los años 90 y dos potentes iniciativas de la industria alemana.

Una es el Lynx KF31/KF41 de Rheinmetall Landsysteme, un diseño de 2015 con una masa en combate de entre 30 a 44 toneladas y cañón ATK MK30-2 de 30 mm que fue desvelado en Eurosatory 2016.

La otra es el Puma ‒el relevo del Marder‒ de Project System Management GmbH o PSM, una joint venture entre Krauss-Maffei Wegmann y Rheinmetall Landsysteme. Dada la influencia de Alemania sobre Chequia, el hecho de que el SPz Puma de 31,45 toneladas y también cañón MK30-2 de 30 mm. haya entrado en servicio en 2015 en la Bundeswehr hace que sea una de las opciones con mayores garantías de éxito, por el momento.

GDELS no solo ha mostrado en IDET 2019 los desarrollos más reciente de su familia de vehículos blindados cadena ASCOD. También ha hecho hincapié ante el gobierno de Praga de la posibilidad de establecer un programa de acuerdos de cooperación industrial en el que puedan participar en torno a una veintena de empresas e instituciones checas

Uno de los tres competidores del ASCOD New Generation: el Puma de la joint venture alemana PSM

Los antecedentes de colaboración entre el gobierno de Praga y GDELS se remontan a principios del presente siglo, cuando el fabricante checo Tatra Defence Vehicle consiguió la licencia de la austriaca Steyr-Daimle-Puch AG ‒hoy en el seno de GDELS‒ para producir el vehículo de combate Pandur II CZ 8×8, un centenar de los cuales prestan servicio en la 4ª Brigada de Despliegue Rápido del Ejército checo.

En el caso de la presentación en FEINDEF del nuevo Vehículo de Combate de Zapadores para el Ejército español, sin duda fue la principal primicia en la jornada de inauguración del salón. Equipado con pala, arado, rodillo antiminas y marcadores de obstáculos, junto con una alta protección contra minas y balística, sus anfitriones fueron el director general ejecutivo de GDELS-SBS, Antonio Bueno, y el jefe del Mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE), teniente general Ramón Pardo de Santayana.

Con su cuartel general en Madrid, General Dynamics European Land Systems está especializada en diseñar, fabricar y sostener vehículos de combate terrestres tanto ruedas, cadenas como anfibios, al igual que versiones especiales para ingenieros, sistemas de armas ligeras, medias y pesadas y una amplia gama de explosivos y municiones.

Compártelo en las redes sociales