Industria

Industria

General Varela (JEME): “si no añadimos tecnologías avanzadas a nuestros sistemas de armas no tenemos futuro”

El general de Ejército Francisco Javier Varela, Jefe del Estado Mayor del Ejército, ha explicado las principales debilidades y fortalezas del proyecto de Brigada 2035 y las expectativas para cumplir los plazos del Vehículo de Combate de Ruedas 8×8 Dragón (VCR 8×8).

Juan Pons.

En un encuentro con los periodistas especializados en temas de defensa organizado por el Estado Mayor del Ejército para dar a conocer la situación actual de los principales programas e iniciativas en marcha, el máximo responsable del Ejército ha puesto de relieve que el Ejército es “un componente esencial de la Fuerza Conjunta”, ya que las operaciones de hoy y del futuro van a seguir exigiendo el empleo “de fuerzas multi dominio”.

El JEME ha subrayado que el proyecto de Fuerza 35 es la solución que plantea el Ejército para dar respuesta al proceso de planeamiento militar que lidera el general de Ejército Fernando Alejandre, Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD). Fuerza 35 permitirá constituir organizaciones operativas “flexibles y cohesionadas, dotadas de medios tecnológicamente avanzados y formadas por personal altamente motivado y preparado”.

Precisamente es en los puntos anteriores donde el JEME ha cifrado que se encuentran las principales fortalezas y debilidades de la visión de Fuerza 2035.

El general Varela ha subrayado que “la mayor dificultad que tenemos ahora mismo es la financiación”. “Este proyecto no va a salir si no contamos con la financiación suficiente”. “Pero lo hemos diseñado ‒ha continuado‒ para que salga adelante en tres ciclos, que los hemos situado en los años 2024, 2030 y 2035, con los que de forma gradual confiamos en mejorar sustancialmente la financiación que se requiere”.

El JEME ha recalcado que “si no podemos añadir tecnologías avanzadas a nuestros sistemas de armas no tenemos futuro y no podremos competir en el entorno del año 2035 contra opositores que si dispongan de tecnologías de última generación”.

Respecto al retraso en la entrega de los seis demostradores del Vehículo de Combate de Ruedas 8×8 Dragón (VCR 8×8) a la Brigada de la Legión para iniciar la fase de experimentación ‒prevista para finales de 2018 y luego desplazada a julio del presente año‒, el JEME ha señalado que se trata “un mal indicador de la industria de defensa nacional, que no es capaz de cumplir sus compromisos en tiempo”.

No obstante, ha puesto su confianza en que se va a estar a tiempo “para firmar el contrato a finales de año”, puesto que aunque se pudiera dar el caso de que hubiera un gobierno en funciones, “los proyectos urgentes o interés general pueden seguir saliendo adelante”. “Lo más difícil era obtener la aprobación del techo de gasto por parte del ministerio de Hacienda y eso ya se ha conseguido”. En diciembre de 2018 el Consejo de Ministros acordó la producción de 348 vehículos por 2.100 millones de euros.

Sobre la base de la plataforma tipo Piraña mejorada, con el VCR 8×8 se busca dotarse de una nueva generación de vehículos de combate en distintas configuraciones que ofrezca una gran protección y capacidad de supervivencia, en definitiva “un vehículo que nos salve la vida”.

 

La gran ventaja estratégica

También se pretende incrementar la potencia de fuego con cañones de 30 milímetros, con lanzadores de misiles Spike integrados en la torre que, según el JEME “es un factor fundamental, al igual que tener las comunicaciones integradas y diseñadas para poder ser utilizadas desde el interior o el exterior”.

En este sentido, el general Varela ha destacado que las necesidades de emplear voz, muchos datos y gran cantidad de video crecen exponencialmente, por lo que “necesitamos mayores anchos de banda en las redes de mando y control de la Brigada 2035”. La información tiene que “correr de manera fluida para que llegue a quien tiene que explotarla y tomar las decisiones”.

La principal fortaleza de la Fuerza 2035 es el personal, que “es lo que dice la Doctrina, pero es cierto”. Los militares españoles “tenemos una gran ventaja estratégica”, principalmente los soldados: “son muy buenos en operaciones y tienen una capacidad de empatía que está por encima de la media de los países de nuestro entorno”

El soldado español en el combate en poblaciones puede avanzar y cumplir su misión “porque tratamos al personal civil como iguales… y eso se aprecia claramente cuando se cumplen misiones en el extranjero”. Y con Fuerza 2035 “van a recibir todavía una más y mejor formación tanto en el campo operativo como del uso de las nuevas tecnologías, porque de eso se va a responsabilizar el propio Ejército”

El objetivo de Fuerza que propone Ejército para el Objetivo de Fuerza a Largo Plazo se basa en 10 Brigadas bajo una estructura de 3 + 6 + 1: tres para presencia y vigilancia terrestre en el ámbito nacional, lo que exige una modificación de la estructura actual; seis tipo Brigada 2035 para su proyección en el exterior, dotadas de alta tecnología para cumplir misiones y compromisos internacionales en el seno de la OTAN, la UE y la ONU; y una de Reserva IRF orientada a la reacción y para cubrir escenarios que requieren una pronta respuesta como, por ejemplo, la evacuación de residentes es países extranjeros.

Respecto a los programas de adquisición de armamento más urgentes, el JEME ha indicado que debido a la falta de inversiones durante los últimos diez años, en estos momentos existen “dos proyectos prioritarios en cartera que requieren financiación”. El general Varela descartó citarlos, porque se trata de carencias significativas de capacidades militares, “que ya se han elevado, están presupuestadas y estamos esperando que se solventen cuanto antes”.

 

Compártelo en las redes sociales