Tecnologías

Tecnologías

La artillería de campaña vuelve a hacer hincapié en “mapas y flechas”

Con la creciente amenaza de ciberataques, la U.S. Army Field Artillery School del Ejército de Estados Unidos está poniendo cada vez mayor énfasis en el aprendizaje de métodos manuales de dirección del fuego de artillería.

Hace aproximadamente una década, la Escuela redujo su énfasis en la enseñanza de métodos tradicionales, dijo el coronel Samuel Saine. Esto se debió a que, las mejoras en el Advanced Field Artillery Tactical Data System (AFATADS) permitieron que se empleara de manera efectiva en todas las situaciones, dijo, acortando drásticamente el proceso de disparo.

Posteriormente, la guerra electrónica en Crimea y Ucrania echó abajo el sistema. Estos ataques “despertaron a algunas personas”, dijo Saine.

El año pasado, el comandante de la Escuela de Artillería de Campaña hizo una prioridad de la reintroducción de operaciones manuales o degradadas en el programa de instrucción de todos los cursos, dijo Saine.

Este énfasis, no sólo se ha hecho para la tropa, también en todos los cursos para oficiales, desde el básico hasta el curso de pre-mando para coroneles.

Ahora, los estudiantes empiezan a usar los mapas para trazar, a la vez que aprenden las matemáticas que están detrás de las soluciones de tiro.

“Harán operaciones manuales hasta que sepamos que entienden completamente lo básico”, dijo Payne, explicando que sólo entonces los estudiantes pasarán al sistema automatizado.

Este método proporciona a los estudiantes una apreciación más completa de los conceptos, dijo, permitiéndoles “ponerse en marcha” en sus primeros destinos.

También están mejor preparados para cuando la guerra electrónica desconecte el sistema AFATADS, dijo, y las operaciones degradadas son ahora parte del escenario durante los ejercicios de adiestramiento avanzado.

Cuando los sistemas se caen, los artilleros ya tienen el adiestramiento necesario para hacer la transición entre los métodos automatizados y manuales.

La guerra electrónica puede afectar a las comunicaciones, a los sistemas automatizados y al acceso al GPS. Así que los soldados, sacan sus mapas, lápices, chinchetas y transportadores para realizar operaciones degradadas.

Es esencial que las unidades de artillería “nunca se desvíen de nuestra tarea número 1”, enfatizó Saine, “y esa tarea número 1 es proporcionar fuegos ininterrumpidos a los elementos de maniobra de infantería y acorazados”.

L a amenaza de la guerra cibernética hace que las operaciones degradadas vuelvan a ser de suma importancia, dijo.

También en el campo se hace énfasis en las operaciones degradadas, dijo Saine, se ha actualizado la doctrina y los estándares de eficacia.

Fte. www.army.mil

Compártelo en las redes sociales