Industria

Industria

Las empresas de TEDAE facturaron 11.800 millones, con significativa reducción de exportaciones

En la presentación intervinieron (de izquierda a derecha): Cesar Ramos, director general de TEDAE, Alfredo Martinez (aeronáutica), Jaime de Rábago, presidente de la patronal, Susana Lapique (defensa) y Jorge Potti (espacio)

El colectivo de empresas pertenecientes a la patronal TEDAE, la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio, que agrupa a las 76 principales compañías de los sectores citados, generaron a lo largo de 2018 un volumen de negocio de 11.838 millones de euros, lo que representa un incremento del 5,89% respecto al año anterior. De la cantidad citada, el 44% correspondió a la facturación de la aeronáutica civil y el 32% a la militar, el 15% lo aportaron los sistemas de defensa terrestres y navales, el 8% se debió al sector espacial, mientras que la contribución del componente de Seguridad, con grandes expectativas de futuro, fue de tan solo el 1%.

Juan Pons

En la presentación de los datos del ejercicio pasado, Jaime de Rábago, presidente de la patronal, hizo hincapié en que se trata de “máximos históricos de facturación y también de empleo”, si bien la plantilla laboral que presta sus servicios en los cuatro sectores pasó de 56.404 a 56.999 personas ‒19% mujeres y 81% hombres‒, lo que supone un muy tenue aumento de tan sólo el 1,05%.

Por el contrario, la inversión en I+D+i cayó del 11% al 9% debido a que “los programas se van agotando”, aunque se trata de algo coyuntural “que no supone cambio de tendencia”, puntualizó de Rábago. También descendieron las exportaciones, que en su conjunto pasaron de representar el 83% de la cifra de negocio de 2017 a situarse en el 66% en 2018. Tal descenso “es imputable principalmente al sector aeronáutico”, precisó el presidente de TEDAE.

De Rábago ha insistido en que las empresas que conforman TEDAE son “industrias de estado y estratégicas” y que, como tales, requieren políticas industriales “a largo plazo y que transciendan los ciclos de la política nacional”, aunque precisó que “cada uno de los sectores que integran la asociación es todo un mundo”.

También ha querido destacar que las incertidumbres que afronta el colectivo disminuyen gracias a una “continua colaboración” con los ministerios de Defensa, Interior, Industria y Ciencia, que calificó de “absolutamente necesaria”.

Desde enero de 2018 al frente de TEDAE, de Rábago apuntó que la necesidad de obtener apoyos “similares y homologables a los que reciben las compañías de nuestros países vecinos”, en clara referencia a lo que ha podido percibir de forma directa durante su presencia en la 53 edición del Salón Internacional de la Aeronáutica y del Espacio de París, inaugurado el 17 de junio por el propio presidente de la Republica, Emmanuel Macron, y que también ha sido visitado por el primer ministro francés, Édouard Philippe, y gran parte de sus equipo de gobierno.

Sector Aeronáutico

Alfredo Martínez (aeronáutica): “en el FCAS se está haciendo todo lo posible para no perder tren que se ha puesto en marcha”

En relación con el segmento aeronáutico nacional, el más importante con diferencia de los que integran la asociación, Alfredo Martinez, vicepresidente de TEDAE y directivo de Airbus Operations, expuso las grandes cifras de un año como 201, que ha sido “de avatares de muy diversa índole, aunque hemos seguido creciendo y ofrecemos cifras récor en volumen de negocio y en plantilla”.

Las ventas representaron nada menos que el 76,27% del total de facturación de TEDAE y ascendieron a 9.029 millones de euros, cifra que es únicamente un 0,91% mayor que la de 2017, que en el citado ejercicio fueron de 8.947 millones y suponían el 80,03% del conjunto de la patronal.

El componente aeronáutico civil registró el 58% de las ventas ‒el 52% en 2017‒ mientras que el militar descendió hasta el 42%, cuando en 2017 era del 48%. Tres de cada cuatro (75,01%) puestos de trabajo de las empresas de TEDAE están adscritas al sector aeronáutico, que suma 43.265 personas, “prácticamente la misma plantilla que en 2017”, ya que sólo aumentó en 137 personas (0,32%) respecto a 2017.

La exportación que en 2017 significó el 81% del volumen de facturación, en 2018 se rebajó hasta el 67%, nada menos que 14 puntos porcentuales. Martínez justificó los datos por el descenso en la demanda de aviones de transporte táctico Airbus C-295 (se entregaron tres aparatos en 2018), por la disminución de 18 a 15 unidades respecto del Airbus A400M y en la entrega a España de dos de esos aparatos. También por la progresiva bajada de la carga de trabajo relacionada con el Airbus A380, cuya línea de producción está prevista que eche el cierre en 2021. No obstante, aseguró que el sector “mantiene el volumen de negocio en toda la cadena de valor”.

Martínez justificó la menor facturación en aeronáutica por el descenso en las demandas y entregas de aviones de transporte Airbus A400M y C-295

De cara al futuro, Martínez, se congratuló de que en el plano de la defensa “están llamando a la puerta programas que nos parecen básicos para la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas españolas y el desarrollo de la industria nacional”.

Abogó por “generar innovación para ser competitivos” y por “mantener la base tecnológica e industrial ya alcanzada” porque, de lo contrario, los esfuerzos realizados en nuevas tecnologías y programas pueden quedar abocado a la nada”. Y respecto a las posibilidades del segmento aeronáutico civil, recordó que en 2018 no hubo lanzamientos de nuevos diseños y vaticinó que “hasta que las tecnologías en las que estamos trabajando estén maduras, los nuevos aviones comerciales van a tardar en llegar”.

El vicepresidente de TEDAE aseguró que el tejido aeronáutico nacional está “perfectamente encarado a los años próximos” y ocupa “la pole position que nos va a permitir seguir creciendo”, pero siempre que tengamos programas comerciales o de defensa en los que trabajar”. Afortunadamente, “los programas de defensa van a surgir por las propias necesidades operativas de las Fuerzas Aéreas europeas”, añadió en clara alusión al FCAS, el sistema de combate aéreo europeo del futuro.

En relación con el FCAS, Martinez afirmó que “se está haciendo todo lo posible para no perder tren que se ha puesto en marcha”, y mencionó su esperanza de que la firma oficial de vinculación refrendada en el acuerdo marco suscrito el 17 de junio por la ministra de Defensa, Margarita Robles, “se refleje en acuerdos industriales”, para lo que “TEDAE ya trabaja en estrecha colaboración con los ministerio de Defensa, Industria y Ciencia”.

Sector Espacial

Jorge Potti (espacio): “la industria espacial española crece en calidad y cantidad y año tras año afronta retos de mayor envergadura y dimensión”

A pesar de ser la industria más joven ‒con tan solo 62 años desde la puesta en órbita del Sputnik 1‒, las empresas espaciales son las que ofrecen unos resultados más positivos en el global de TEDAE.

Jorge Potti, vicepresidente de la Comisión de Espacio y director general de espacio de GMV, explicó que la facturación creció un 1,88% ‒de 841 millones en 2017 a 867 en 2018‒, las exportaciones aumentaron 5 puntos ‒del 78% al 83%‒, principalmente hacia Europa, dada la importancia de la participación nacional en los programas de la Agencia Espacial Europea (ESA) y de la Unión Europea.

El empleo se ha disparado de 3.479 en 2017 a 3.909 profesionales en 2018, lo que significa un aumento del 12,36%. En cambio, desciende un punto la inversión en I+D+i ‒del 12% al 11%‒

Potti ha resaltado que se trata de un sector con una importancia estratégica “que reconocen todos los países del mundo” y que, por tanto, “se está convirtiendo en el telón de fondo sobre el que compiten las grandes potencias para demostrar su liderazgo tecnológico”.

En su vertiente española, la industria espacial “crece en calidad y cantidad” y año tras año “afronta retos de mayor envergadura y dimensión”. También ha puesto de relieve la importancia de la reunión de ministros de la ESA que se celebrará a finales de noviembre en Sevilla, en donde el gobierno español previsiblemente incrementará sus inversiones en la Agencia y se aprobarán programas europeos por un importante superior a los 12.000 millones de euros.

Sector Defensa

Susana Lapique (defensa): “en el sector defensa, si no innovas estás muerto”

La vicepresidenta de la Comisión de Defensa, Susana Lapique, secretaria general y directora de Relaciones Institucionales de Navantia, repasó los datos aportados por un colectivo industrial formado por 55 empresas que mantienen una inversión en I+D+i del 11% de su facturación porque, según subrayó, “en el sector defensa, si no innovas estás muerto”.

Sin embargo, en su conjunto han visto reducido su volumen de negocio en 433 millones de euros (8%), pasando de 5.379 millones de euros en 2017 a 4.946 en 2018, al igual que sus exportaciones sobre facturación, que cayeron nada menos que el 21%.

Lo anterior ha tenido su efecto sobre los recursos humanos, que en 2017 sumaban 22.812 personas y en 2018 descendían a 20.519, lo que supone un decremento de 2.293 personas (10,05%), lo que la vicepresidenta ha calificado de “caída moderada y coherente con la facturación”. Para Lapique, el citado descenso en ventas se debe a la disminución de facturación de la aeronáutica militar y a que, por vez primera, el sector de Seguridad se ha desagregado del colectivo de industrias de Defensa.

De cara al futuro, Lapique ha puesto de manifiesto la importancia del nuevo ciclo inversor del ministerio de Defensa, “que ya ha arrancado”, de la administración española “que es nuestro aliado estratégico y contamos con su apoyo explícito” en las posibilidades que ofrecen la Acción Preparatoria en Investigación de Defensa, el Programa Europeo de Desarrollo Industrial en materia de Defensa y el Plan de Investigación y el Fondo Europeo de Defensa de la Unión Europea “para llegar a ser una industria más innovadora y más competitiva”

Sector de la Seguridad

Por primera vez, las estadísticas anuales de TEDAE ofrecieron datos desglosados de sus asociados que trabajan en Seguridad, que en anteriores ejercicios, por su escasa repercusión en las cifras globales, se incluía en el capítulo de defensa y, en menor medida, en el de espacio.

Segmento de actividad que se concentra en el mercado doméstico, Jaime de Rábago considera que se trata de una industria “que crece con gran impulso y que tiene mucha proyección de futuro”. Las empresas asociadas a la patronal tuvieron en 2018 un volumen de negocio de 155 millones de euros, su inversión en I+D+i se situó en el 11% y dieron empleo a 974 técnicos.

El presidente de Rábago avanzó que TEDAE y la Secretaría de Estado de Seguridad trabajan en la redacción de un Plan Tecnológico Industrial, con especial atención al componente de ciberseguridad.

Compártelo en las redes sociales