Industria

Industria

Las FFAA alemanas siguen enfrentándose a escasez de recursos, según un nuevo informe

El Bundestag ha publicado un nuevo informe en el que se afirma, una vez más, que las Fuerzas Armadas alemanas están sufriendo de falta de equipamiento y de reclutas.

El estudio anual, presentado al Gobierno recientemente, encontró una serie de problemas relacionados con las FFAA alemanas en 2018, haciendo referencia a las afirmaciones de que los soldados habían confiado en helicópteros civiles para el transporte en Afganistán, y habían pedido prestado equipo importante, como chalecos antibalas.

El autor del informe e inspector militar del Bundestag, Hans-Peter Bartels, dijo en una conferencia de prensa en Berlín: “Me gustaría informar: Es primavera, todo será nuevo. Pero la verdad es que: Todavía es invierno”.

No hay mejoras con respecto a 2017. Una de las cuestiones clave del informe de 2017 -la falta de equipo pesado, como tanques, aviones y submarinos- siguió asolando el Bundeswehr en 2018.

En el informe del año pasado, Bartels señaló que partes de la Armada, el Ejército y la Fuerza Aérea de Alemania estaban sobrecargadas, mientras que sus sistemas de armamento para helicópteros carecían de disponibilidad, debido a la escasez de piezas de repuesto.

El informe también encontró que ninguno de los seis submarinos de Alemania estaba listo para el combate y que la Armada sólo disponía de nueve de las 15 fragatas posibles, debido a las frecuentes operaciones de mantenimiento de los buques más antiguos.

“No hemos visto mejoras notables en el ámbito de los equipos” desde 2013, dijo Bartels.

Asimismo, en el informe de este año se señalaba que, menos de la mitad de los tanques, buques y aeronaves de Alemania estaban disponibles para el adiestramiento en colaboración, debido a la falta de repuestos.

Bartels dijo en el nuevo informe (traducido por Defense-Aerospace): “Todavía faltan piezas de repuesto; el servicio técnico de la industria sufre retrasos en el programa de formación. Absolutamente necesario para acelerar las compras”.

En el informe se señala que la falta de gastos militares puede no ser el problema. El gasto público en defensa aumentará de 38.500 millones de euros a 43.200 millones de euros en 2019.

“El Bundeswehr se ha convertido en un monstruo burocrático. Se hace demasiado trabajo dos veces”, dijo Bartels.

Otra preocupación se refería a la contratación de personal genérico y especializado.

Este año, el gobierno ha prometido un aumento del personal activo de defensa de 181.000 en la actualidad a 198.500 en 2025, a pesar de que el número de nuevos reclutas para el Ejército alemán se ha reducido en 3.000 entre 2017 y 2018.

El informe del año pasado también encontró que había 21.000 puestos de oficiales y suboficiales vacantes en 2017. Mientras tanto, un nuevo problema para 2018 era encontrar personal especializado para cubrir puestos de trabajo cualificados, como el personal militar en los departamentos de TI, el personal médico y los empleados de gestión y logística.

Fte. Army Technology 

Compártelo en las redes sociales