Tecnologías

Tecnologías

Lockheed Martin y MBDA Deutschland van a desarrollar el nuevo sistema de Defensa Aérea de la Bundeswehr

El ministerio de Defensa de Alemania tiene previsto contratar a finales de 2019 o principios de 2020 una nueva generación de su sistema de Defensa Aérea para cubrir y proteger en los 360º el territorio, las aguas jurisdiccionales y el espacio aéreo germano de incursiones de misiles balísticos tácticos, misiles crucero, aviones de combate, aeronaves tripuladas remotamente y municiones cohete de gran calibre.

Juan Pons

Todas las opciones reales para adjudicarse un contrato que se estima en alrededor de 8.000 millones de euros están en manos de TLVS GmbH, una joint venture constituida el pasado 8 de marzo entre la corporación norteamericana y MBDA Deutschland, la rama alemana de la multinacional europea MBDA.

Acrónimo del alemán Taktisches LuftVerteidigungsSystem, TLVS acaba de presentar ante la Oficina Federal Alemana de Equipos, Tecnología de la Información y Soporte en Servicio (BAAINBw) de la Bundeswehr en Coblenza (Renania-Palatinado) toda la documentación de su propuesta para desarrollar, probar e implantar el futuro Sistema Integrado de Defensa Aérea y de Misiles o IAMD (Integrated Air and Missile Defense) de Alemania.

La propuesta que ha puesto TLVS encima de la mesa de BAAINBw de acuerdo con los requerimientos operativos de la Bundeswehr contempla la integración sobre vehículos todo terreno de los más avanzados sistemas lanza misiles mejorados PAC-3 MSE e IRIS-T SL, radares de vigilancia y de medio alcance de 360º, sistemas de control de fuego de 360º, sensores optrónicos y centros de operaciones tácticas MC4IS.

Las capacidades mejoradas de los avanzados radares, del nuevo sistema interoperable de comunicaciones, junto con la fusión de datos y la incorporación de mecanismos de resiliencia cibernética aportarán un paraguas de protección contra un amplio espectro de amenazas actuales y emergentes, además de seguir manteniendo la interoperabilidad de la defensa aérea de Alemania con la de Estados Unidos.

El proyecto IAMD pretende poner a punto una nueva generación de un sistema integrado de defensa aérea y de misiles capaz de detectar, seguir e interceptar de forma simultánea y en los 360º las diferentes amenazas que se presenten a corto y medio alcance.

Cuando la nueva iniciativa entre en servicio, Alemania se convertirá en la nación de referencia de la defensa aérea de la Alianza Atlántica, ya que “contará con el sistema en red más avanzado del mundo, con capacidad para adaptarse a la propia evolución de las amenazas”, subraya Frank A. St. John, vice presidente ejecutivo de Lockheed Martin Missiles and Fire Control.

La oferta conjunta germano-americana propone una aproximación “en cuatro fases”, que incluye el desarrollo, integración, pruebas y entrega de un sistema de campaña que “cubrirá una amplia gama de misiones, ofrecerá nuevas capacidades, aportará menores costos de ciclo de vida y mejorará el rendimiento del programa MEADS y de todos los sistemas de defensa aérea conocidos”, afirma Thomas Gottschild, máximo responsable de MBDA Deutschland.

Si tras el análisis de la documentación técnica y logística y la posterior negociación con la BAAINBw es designada contratista principal del IAMD la empresa conjunta TLVS, Lockheed Martin y MBDA aprovecharán su experiencia en el programa trinacional MEADS desarrollado por Estados Unidos, Alemania e Italia a mediados de los años 90 y que entonces supuso una inversión total del orden de 4.000 millones de dólares.

Con una inversión total próxima a los 4.000 millones de dólares, el Sistema de Defensa Aérea Medio Extendido ‒MEADS, por sus siglas en inglés‒ es un sistema terrestre móvil de defensa aérea financiado por los gobiernos de Washington (58%), Roma (17%) y Berlín (25%) y desarrollado bajo el liderazgo de Lockheed Martin, con MBDA Italia y MBDA Deutschland y como socios europeos.

La finalidad del MEADS consistía en relevar en el US Army de Estados Unidos a las primeras versiones del MIM-104 Patriot de Lockheed Martin/Raytheon y en Alemania e Italia a los veteranos y ya superados sistemas de misiles de medio y largo alcance Hawk y Nike, respectivamente.

Compártelo en las redes sociales