Tecnologías

Tecnologías

Londres mira a EEUU, después de que la UE excluya a Gran Bretaña del programa de satélites Galileo

El Reino Unido está abierto a trabajar con la industria estadounidense para construir un nuevo sistema mundial de navegación por satélite, tras la exclusión de Londres del programa de naves espaciales Galileo por parte de la Unión Europea, ha afirmado el secretario de Defensa británico.

“Estamos muy abiertos a” trabajar con Estados Unidos en un nuevo sistema, dijo Gavin Williamson a los periodistas en el Foro de Defensa Nacional Reagan en California el 2 de diciembre. “Estaremos muy contentos de trabajar con aliados, amigos de ideas afines en términos de desarrollo, y será algo que creo que traerá beneficios considerables”.

“Si se mira esto, no es algo que necesariamente compita con el Sistema de Posicionamiento Global”, agregó Williamson. “Y, en realidad, ningún país debería desear depender completamente de un solo sistema, y la UE, a través de Galileo, nunca permitió a Estados Unidos tener el acceso efectivo al sistema que necesitaría”.

Las declaraciones de Williamson se produjeron 48 horas después de que Gran Bretaña endureciera su posición negociadora en la disputa con la Unión Europea por haber sido excluida de la base de datos militar y de seguridad del Galileo, post Brexit, y de que la Primera Ministra Theresa May anunciara en una declaración que el país se retiraría del proyecto.

Está en el interés nacional de Gran Bretaña desarrollar su propio sistema alternativo, dijo May, afirmando: “Dada la decisión de la Comisión Europea de impedir que el Reino Unido participe plenamente en el desarrollo de todos los aspectos de Galileo, es justo que encontremos alternativas”.

El sistema Galileo, de 9.000 millones de libras esterlinas (11.000 millones de dólares estadounidenses), comprenderá 30 satélites, compuestos por 24 sistemas operativos con seis de repuesto en órbita. El Reino Unido ha invertido aproximadamente 1.200 millones de libras esterlinas en el programa Galileo hasta la fecha, y la industria británica ha proporcionado tecnologías clave, incluido gran parte del sistema de servicio público regulado, basado en el cifrado, que se encuentra en el centro de los elementos de la carga útil que proporcionan datos a los usuarios militares y de seguridad para los objetivos de misiles y otros requisitos.

“Galileo se ha construido sobre nuestro dinero, nuestra tecnología, nuestra investigación. Así que la idea de que voy a seguir, o que el gobierno británico va a seguir, inyectando dinero en un proyecto en el que no tenemos acceso militar o comercial, francamente, es ingenua y optimista por parte de la Unión Europea”, dijo Williamson.

“El Reino Unido – tenemos la tecnología, las ideas, la gente. Y francamente, haremos el nuestro con otros aliados, y creo que tendrá más éxito y será más formidable que cualquier cosa que Europa pueda producir”.

En agosto, el Gobierno británico asignó 92 millones de libras esterlinas para estudiar las opciones de sustituir Galileo por un sistema más nuevo y más capaz, y Gran Bretaña dice que confía en tener los conocimientos técnicos necesarios para construir una nueva red de navegación por satélite.

El director ejecutivo de Airbus, Tom Enders, se expresó en Twitter el 3 de diciembre, diciendo que la salida del Reino Unido de Galileo sería un “duro golpe a las ambiciones comunes de seguridad y defensa de la UE”.

“Los que hablan de un Ejército europeo no saben que el Reino Unido es una de las dos únicas potencias militares serias en Europa”, dijo en Twitter.

La semana pasada se supo que Airbus había trasladado 80 puestos de trabajo de Gran Bretaña al continente para permitir que se completaran los trabajos del proyecto.

En cuanto a la asociación en Estados Unidos, Williamson dijo que el enfoque será más trabajar con la industria en los Estados Unidos que coordinar directamente con el Pentágono.

“Trabajará mucho con las compañías de defensa de Estados Unidos, pero también mucho más ampliamente en términos de aliados. Pero es un diálogo que necesita desarrollarse”, dijo el secretario de Defensa. “Si eso es algo que el Departamento de Defensa mira con interés en el futuro, sería bueno tener esa discusión [y poner a los] patos en fila para poder llevar adelante una propuesta adecuada”.

Australia es otro país que ha sido promocionado como un posible socio en cualquier sistema futuro.

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.