Los productos de seguridad y protección que se han visto en FEINDEF

El director comercial de Hisparasa, Paul Lahoud, muestra el lanza garfios por gas comprimido regulable de 150 metros de alcance

La Feria Internacional de Defensa y Seguridad de España que acaba de cerrar sus puertas con gran éxito de asistencia de autoridades nacionales y delegaciones extranjeras, ha contado con un nutrido grupo de empresas dedicadas a la seguridad y protección.

Juan Pons

Traje completo para la desactivación EOD-10, incluido en el paquete de capacidades de Fuerza 35

Hisparasa comercializa en exclusiva para España equipos de vigilancia, contra vigilancia, intervención policial, seguridad y equipamiento frente a artefactos explosivos para defensa y fuerzas de seguridad. A FEINDEF acudía con unas diminutas luces estroboscópicas para facilitar el balizamiento para la toma de tierra y el rápido despliegue de helicópteros.

Paul Lahoud, su director comercial, mostraba también las posibilidades de un potente lanza garfios por gas comprimido regulable. Su alcance máximo es de 150 metros y está equipado de un contenedor flexible que almacena una resistente cuerda de la citada longitud.

Otra novedad que presentaba era el Avenger, un robot oruga para la desactivación de explosivos, el traje completo para la desactivación EOD-10 ‒incluido en el paquete de capacidades de Fuerza 35 del Ejército de Tierra‒ y el TAC-6, otro equipamiento modular dedicado a la primera fuerza de intervención para desactivación de artefactos.

Falken es una empresa española dedicada desde hace 35 años al desarrollo y producción de artificios fumígenos, de ocultación y de señalización para las Fuerzas Armadas, y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, tanto para uso individual como para su utilización en vehículos.

Adquirida hace menos de un año por la firma francesa Lacroix, en opinión de Bruno Houllier, director general de Falken, la empresa española “amplía” la gama de productos de Lacroix, a la vez que aporta “el importante mercado español y el acceso al mercado sudamericano”.

Falken produce artificios fumígenos, de ocultación y de señalización para uso individual y sobre vehículos

“El potencial de Falken está en la línea de artificios, mientras que la de Lacroix se encuentra en el desarrollo de sistemas”, puntualiza Houllier. Por ejemplo, Lacroix proporciona los sistemas dispensadores de bengalas de autoprotección de gran número de aviones de combate y transporte, helicópteros militares, vehículos blindados, carros de combate y buques de guerra. Entre ellos están los sistemas de bengalas infrarrojas y electromagnéticas del avión de transporte europeo A400M y del helicóptero de maniobra NH-90

Uno de sus productos principales es Galix un sistema integrado de auto protección para vehículos y carros de combate que permite a la tripulación protegerse de un ataque y moverse bajo la cobertura de una nube de humo. En el Ejército de Tierra francés, el carro de combate Leclerc dispone de Galix, al igual que los vehículos Piraña de Italia, Suiza, Arabia Saudita y Abu Dhabi.

Una empresa recién aterrizada en España es Third Eye de Israel, una entidad formada por ex altos cargos de las unidades de inteligencia de las Fuerzas de Defensa de Israel y de las ramas tecnológicas de su Autoridad de Seguridad Nacional, con largos años de experiencia en la lucha antiterrorista.

Third Eye está especializada en ofrecer servicios de gestión de seguridad e inteligencia en la parte oscura de Internet y en el marco de problemas o amenazas que atenten, por ejemplo, contra la buena marcha de acontecimientos o eventos públicos.

Cesar Jiménez, impulsor de la compañía en España, comenta que una de las capacidades que aporta la firma israelita es dar cobertura de seguridad física y de inteligencia a los organizadores de grandes acontecimientos deportivos.

El equipo de Third Eye es capaz investigar las personas fichadas de quienes se sabe que su presencia es potencialmente peligrosa y seguirles través de las Redes Sociales. Dotados con un sistema de reconocimiento facial muy avanzado, los técnicos de la compañía controlan a los hooligans extremistas antes y durante su acceso al estadio mediante su observación continuada con cámaras de seguridad. El resultado es que las personas peligrosas están controladas incluso, si es preciso, por agentes especializados.

Jorge Quintana, CEO Ack3, comercializa gafas de visión nocturna polacas de 4ª generación

Liderada por Jorge Quintana, Ack3 Global Solutions es una consultoría estratégica española de gestión de riesgos que presta servicios a gobiernos, instituciones públicas y grandes corporaciones industriales, organizaciones internacionales y ONG.

Con experiencia desde 2007 en apoyar la instauración de multinacionales españolas en el exterior, Ack3 desarrolla grandes proyectos de seguridad tras efectuar ingeniería y diseño de soluciones. Una de sus líneas de trabajo es dar apoyo para multiplicar las capacidades de las Fuerzas Armadas en el exterior, para lo cual ofrece un amplio abanico de servicios

Entre su gama de productos está la comercialización de gafas de visión nocturna de 4ª generación con tubos de fosforo blanco “que mejoran la calidad de las imágenes ‒destaca Quintana‒ y que están especialmente concebidos para unidades de operaciones especiales, de reconocimiento, paracaidistas y buceadores de combate”. Son equipos que aporta su socio tecnológico PEO, una empresa de Polska Grupa Zbrojeniowa, la sociedad gubernamental polaca que agrupa a las industrias de defensa estatales del país centroeuropeo.

Javier Hidalgo, director general de Tmn, junto a un equipo PTW en configuración Tempest.

La compañía madrileña Técnica Mecánica Normalizada (Tmn) ha presentado su puesto de trabajo individual completo en configuración Tempest, tecnología que blinda los ordenadores y equipamientos que irradian señales electromagnéticas desde puestos de mando y cuarteles generales. Denominado PTW, evita robos e interferencias de la información gracias a contar con una CPU, un monitor, un teclado, un ratón y una impresora protegida bajo las normas de blindaje Tempest.

Tmn también ha mostrado su producto estrella, que evidentemente ha sido “el que más interés ha despertado”, destaca Javier Hidalgo, director general de la compañía. Se trata del IP-54, una mesa de trabajo transportable y plegable de aluminio en donde los monitores, teclados, teléfonos y cableado están incorporados.

Dispone de un conector en un costado de tal forma que “se instala y se pone en funcionamiento en dos minutos y medio, la décima parte del tiempo empleado ahora”. Ello supone que una tienda para albergar a 150 personas con equipos informáticos “supone seis días de trabajo, y con el IMW se dedica tan solo una mañana”, asegura Hidalgo. La mesa IP-54 está incluida en el Plan de Modernización de los Sistemas de Mando, Control y Comunicaciones del Ejército de Tierra (Plan MC3).

Su tercer producto es un rack Tempest que igualmente evita el espionaje electrónico e impide que se pueda extraer información sensible de equipos informáticos desplegados en misiones militares. Una de sus principales características es que “dispone de ventilación y refrigeración”, algo que no ofrecen otros productos ya en el mercado, asegura Hidalgo.

Fernando de la Malla (Izquierda) e Ignacio Ozcariz durante la presentación de sus logros en tecnología cuántica

Una de las presentaciones que ha causado mayor expectación en el marco de la ciberdefensa ha sido la protagonizada por Ignacio Ozcariz, consejero delegado de compañía de alta tecnología R Fintech PLC.

Ozcariz es un emprendedor que ha ocupado altos cargos en AENA y en Andersen Consulting ‒hoy Accenture‒, que ahora está volcado en los desarrollos cuánticos, un campo en el que los algoritmos cuánticos necesitan trabajar sobre ordenadores también cuánticos

Al frente de su empresa ha logrado hacer realidad una tecnología disruptiva anhelada por las grandes compañías de vanguardia de todo el mundo, que a pesar de invertir miles de millones de euros todavía no han logrado alcanzar la nueva piedra filosofal. Sin embargo, Ozcariz asegura que ha podido “transponer los ordenadores y los algoritmos cuánticos a una tecnología como son las redes neuronales y he logrado que tener dichas redes se ejecuten en ordenador clásicos”.

“Esa es la clave para conseguir un esquema que desde el punto de vista de la ciberdefensa y la ciberseguridad es fundamental, que son las claves RCA, formato en el que están, por ejemplo, las firmas digitales. “Pues bien, hemos sido capaces de romperlo, ‒exclama‒ a pesar de que un ordenador cuántico de hoy puede ser equiparable a uno de los primeros pequeños ordenadores de IBM los años 50 dotados con 50 bits”.

El mérito del emprendedor español es mayor cuando se es consciente de que un ordenador cuántico actual “tiene un máximo de 50 cúbits ‒bits cuánticos‒, capacidades muy pequeñas y que son equivalentes, aunque más especiales, que los bits”. Sin embargo, hay operaciones lógicas que son posibles en un cúbit, pero no en un bit.

 

 

Compártelo en las redes sociales