Tecnologías

Tecnologías

Nueva ojiva para misiles, que optimiza la tecnología de fragmentación LEO

Northrop Grumman ha demostrado con éxito una nueva ojiva para misiles, que optimiza aún más las características de fragmentación de su solución original Lethality Enhanced Ordnance (LEO) para atacar a una gama más amplia de conjuntos de objetivos militares, desde fuerzas terrestres hasta vehículos y aviones ligeros/medianos.

Los resultados preliminares indican que la nueva ojiva mejora el rendimiento general con respecto a los objetivos de área y puntos. También añade capacidad de penetración y bajos daños colaterales a la misión, proporcionando una alternativa más segura a algunas municiones en stock, que pueden causar daños involuntarios a los civiles y a la infraestructura mucho después de la detonación. Las ojivas LEO no contienen submuniciones y eliminan el riesgo de municiones sin estallar.

“Hay muy pocas compañías que puedan ofrecer una combinación similar de experiencia técnica y capacidad de respuesta como Northrop Grumman”, dijo Pat Nolan, vicepresidente y director general de productos de misiles de Northrop Grumman. “Nuestra profunda experiencia permite a nuestro equipo desarrollar tecnologías innovadoras, como la nueva ojiva que se ha demostrado recientemente, y hacerla adaptable a cualquier programa de misiles…”.

Northrop Grumman diseñó, construyó y validó la nueva ojiva en menos de siete meses, como parte de sus continuas actividades de investigación y desarrollo para ofrecer soluciones innovadoras a las necesidades y requisitos contra las amenazas emergentes. Su proceso LEO utiliza una herramienta probada de optimización de modelos, que correlaciona datos del mundo real, para predecir con precisión el rendimiento de las armas, reduciendo así el tiempo empleado en la fase de diseño. Durante la fase de construcción, Northrop Grumman emplea procesos de fabricación validados que dan como resultado soluciones más asequibles.

Fte. Northrop Grumman Corporation

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.