Tecnologías

Tecnologías

Nuevo programa de preparación física enfocado a la prevención de lesiones

A principios de 2016, el Coronel Gregory Anderson, Comandante de la Brigada Aerotransportada 173º, observó que se producía una tasa de lesiones alta por exceso de ejercicio físico en los paracaidistas de su unidad. Pidió al Tcol. Brian Bender, Comandante del U.S. Army Health Center-Vicenza, una solución para evitar esas lesiones y así mejorar la disponibilidad de la unidad.

Anderson imaginó un programa similar al THOR3 (Tactical Human Optimization, Rapid Rehabilitation and Reconditioning) usado por el Mando de Operaciones Especiales del Ejército de Estados Unidos.

Como resultado, en agosto de 2016 se inició un nuevo programa denominado SPEAR (Soldier Performance Education for Advanced Readiness and Resilience).

El SPEAR pretende mejorar la preparación física, centrándose en la salud, el bienestar del soldado prevenir lesiones. El equipo que desarrolló el SPEAR se componía de expertos en terapia física, fisiología del ejercicio, medicina deportiva, nutrición deportiva, psicología del deporte y del sueño, así como suboficiales instructores de gimnasia altamente motivados.

El SPEAR incorpora los cinco componentes de la preparación física, y enseña a tener objetivos para conseguir el rendimiento máximo. Estos cinco componentes son: fortaleza, potencia, resistencia, velocidad y movilidad. “En el Ejército mejoramos la resistencia muscular, pero a menudo descuidamos la fuerza”, dijo el capitán Chelsea Kersten, fisioterapeuta de la Brigada.

Tratando a los soldados como atletas profesionales, el programa tiene un enfoque holístico que optimiza el desempeño físico y mental del soldado para disminuir las lesiones, mejorar la preparación y crear una fuerza de combate más letal.

El Equipo acordó que el SPEAR pusiera énfasis en la importancia de aquellos componentes de los que a veces hay carencia, para crear soldados atletas, más efectivos y musculados para el campo de batalla, no sólo para la preparación de las pruebas físicas reglamentarias.

Se han realizado con éxito tres pruebas del programa para determinar lo que funcionaba y lo que se había de modificar para satisfacer las necesidades de unidades y soldados. Inicialmente, el programa estaba programado para durar ocho semanas. Sin embargo, se ha reducido a cuatro semanas con dos días de pruebas en la última. Los datos preliminares de las tres primeras sesiones del SPEAR han sido muy prometedores.

El incremento de fuerza del soldado fue evidente en más del 70 por ciento de los participantes, que mostraron una mejora significativa en pocas semanas de entrenamiento. Los participantes también consiguieron una mejora en velocidad y agilidad según lo medido por las pruebas de agilidad Illinois y en los sprints de 50m / 400m. Además, más del 60 por ciento de las puntuaciones de las pruebas físicas de los participantes mejoraron, en promedio, en 10 puntos.

Fte.: US Army

 

Compártelo en las redes sociales