Tecnologías

Tecnologías

Nuevo spoofing ruso

Los satélites GPS (Global Positioning System) están dispuestos en seis planos orbitales igualmente espaciados para asegurar que los usuarios puedan ver cuatro satélites desde prácticamente cualquier punto de la Tierra. Todos estos satélites se encuentran a 20.000 km de altura.

Pero, a las señales GPS les ocurren cosas graciosas cuando el presidente ruso Vladimir Putin aparece cerca de un puerto o de la mayoría de las instalaciones restringidas rusas. El GPS de los barcos amarrados en las cercanías realiza de repente un síndrome de Star Trek “Beam me up Scotty” que los transporta desde el océano hasta las pistas de aterrizaje de aeropuertos lejanos. Tal evento fue registrado por un capitán de barco en el Mar Negro en el puerto ruso de Novorossiysk, donde descubrió que su GPS lo puso en el lugar equivocado – 32 kilómetros tierra adentro en el aeropuerto de Gelendzhik!

La magnitud de este problema se hizo evidente cuando los jugadores del juego Pokemon Go en Moscú fueron redirigidos por una señal falsa, aparentemente generada por el Kremlin, al cercano aeropuerto de Vnukovo, a 32 km de distancia. ¿Está experimentando Rusia con una nueva forma de guerra? Aparentemente, sí. Debemos aceptar esto como una dura realidad porque durante el último año, los receptores GPS y las aplicaciones telefónicas han estado actuando caóticamente en el centro de Moscú.

Utilizando un dispositivo de falsificación que costó alrededor de 1.000 dólares, los estudiantes hackearon con éxito el GPS de un avión teledirigido en 2012 y lo dirigieron un kilómetro fuera de curso.

¿Qué es el “Spoofing” del GPS?

Términos como Internet Hacking, Dark Web, Security Hacking, White, Blue, Brown y Black Hat Hackers a menudo despliegan banderas rojas en nuestro subconsciente cuando presionamos el botón de encendido en nuestro mundo electrónico de computadoras.

Pero ahora tenemos que añadir a la lista la piratería de satélites GPS (GPSSH). En resumen, los Hackers acceden al sistema operativo del satélite deseado y lo reprograman para enviar coordenadas falsas o modificadas al receptor GPS. Entonces, ¿cuál es el problema? Devastador. Mientras Occidente bombardea aeródromos vacíos en caso de una Tercera Guerra Mundial, Rusia enviará misiles a lugares estratégicos de Occidente.

La intromisión rusa en la información del GPS, está violando las regulaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones de las Naciones Unidas.

La Solución

El sistema de navegación terrestre eLoran parece la solución al talón de Aquiles que presenta el GPS. Fue desarrollado por América durante la Segunda Guerra Mundial utilizando transmisores terrestres y operando en una banda de radio de baja frecuencia, que opera regionalmente dentro de un radio de 1300 km. Debido a su capacidad única de cronometraje, está a la par en términos de precisión con el GPS y ciertos relojes atómicos. Aunque el sistema de navegación eLoran no proporciona datos de altitud, está mucho menos expuesto al spoofing y a las interferencias de RF (radiofrecuencia).

Fte. Industry Tap 

Tags: ,

Compártelo en las redes sociales