Tecnologías

Tecnologías

RAFAEL presenta un Spike NLOS aerotransportable para operaciones especiales

RAFAEL ha probado un nuevo lanzador ligero para su sistema de misiles contracarro Spike NLOS, diseñado para su integración en vehículos todoterreno ligeros. Para las pruebas de calificación del lanzador, el sistema se integró en el vehículo todoterreno Tomcar TE6, de propulsión híbrida y eléctrica, demostrando capacidades operativas únicas para el sistema. RAFAEL desarrolló esta aplicación para satisfacer un requisito específico de un cliente, convirtiéndola en la 47ª configuración vehicular de la familia de misiles Spike.

Con un peso de 1.350 kg, el lanzador y ocho misiles están montados en un vehículo pequeño, que permite el ataque a objetivos terrestres con una precisión milimétrica a 30 km de distancia. El sistema básico lleva cuatro misiles listos para lanzar y cuatro de repuesto. El sistema puede cambiar la configuración y el número de misiles, para satisfacer las limitaciones de espacio y tamaño de los vehículos todo terreno pequeños. Mientras que la primera instalación se probó en el Tomcar, el sistema también se puede montar en otros vehículos todo terreno como el Flyer, GMV-1.1 y ATVs similares.

TOMCAR es un Internally Transported Vehicle (ITV) capaz de transportar una carga útil superior a su peso en vacío, lo que lo convierte en una plataforma óptima para el transporte de vehículos, equipos y soldados en la misma aeronave. La nueva versión TE6 tiene tres asientos, y grandes plataformas de carga delanteras y traseras para su uso como mula o como vehículo de asalto con plataformas de armas.

Con el apoyo del enlace de datos de vídeo RF, los misiles Spike NLOS pueden alcanzar objetivos que están ocultos a la vista directa o que se han reubicado desde su adquisición inicial. Los misiles Spike NLOS pueden atacar a diferentes tipos de objetivos, incluyendo carros de combate, unidades de artillería, centros logísticos o misiles tierra-aire. Estos ataques son muy precisos, pudiendo emplear modos de funcionamiento pasivos “dispara y olvida” o “dispara y sigue”, que, a diferencia de las armas basadas en GPS, no son susceptibles de ser interferidas.

Montado en un vehículo híbrido eléctrico ultra silencioso, el Spike NLOS puede ser insertado por helicópteros o V-22, en el interior de la zona enemiga, lejos de sus objetivos asignados. Pueden viajar 15 minutos (alrededor de 25 millas) con la energía de la batería, o usar el generador diésel para cargarlo.

Para el transporte interno en un V-22, el lanzador ligero se retira del vehículo y se monta rápidamente de nuevo al desembarcar. El vehículo cuenta con dos paneles de control desmontables para el comandante y el operador del misil, lo que permite el control remoto de los misiles hasta 500 metros de distancia. Esta capacidad mejora la capacidad de supervivencia de la tripulación, ya que permite operar desde el interior de edificios, búnkeres o simplemente lejos del sitio de lanzamiento.

Hasta ahora, el Spike NLOS estaba integrado en vehículos más grandes, como el Plasan Sandcat, el M-113 APC y el carro de combate M-60. La integración en vehículos todoterreno ligeros permite a las Fuerzas Especiales una capacidad de ataque de precisión de bajo peso, altamente maniobrable y desplegable desde el aire, que puede ser insertada profundamente en territorio enemigo utilizando helicópteros CH-47 y CH-53 colgados o en el interior, o aviones V-22 Osprey con rotor basculante.

Fte. Defense Update 

Compártelo en las redes sociales