Industria

Industria

Raúl Blanco: “La industria de defensa es la mejor garantía de soberanía y seguridad”

El ex ministro de Defensa y ex presidente de TEDAE, Julián García Vargas, el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, el presidente de TEDAE, Jaime de Rábago, y el secretario general de Industria y PYME, Raúl Blanco.

Así se dirigió el Secretario General de Industria y PYME a los asistentes al Encuentro anual de TEDAE Perspectivas 2019. Raúl Blanco, Secretario General de Industria y PYME, apeló a que es necesario seguir con un esfuerzo en inversión y en I+D ante los retos que tenemos por delante. Para ello la colaboración público–privada es fundamental. “Creo que hoy –dijo- se pueden hacer pocas cosas solos en el mundo económico y global; por tanto, cuanto más colaboremos, mejor. En un mundo de creciente incertidumbre comercial y tecnológica, tener una industria como la que representan es la mejor garantía de soberanía y seguridad que le podemos dar a los ciudadanos”.

En el Encuentro anual celebrado el pasado viernes 8 de febrero, los directivos  de las empresas asociadas compartieron las prioridades y objetivos de Asociación para los próximos meses. Objetivos que como subrayó el Presidente de TEDAE, Jaime de Rábago, “exigirán altas dosis de compromiso, creatividad y de confianza en nuestro liderazgo tecnológico. Pero somos plenamente conscientes de que no podemos hacerlo solos, sino que es fundamental contar con el impulso y acompañamiento que nos presta nuestro gobierno, la administración y las instituciones vinculadas con nuestros sectores. Las industrias estamos trabajando duro pero necesitamos un marco regulatorio, políticas industriales y programas de I+D+i, así como marcos de internacionalización y financiación que den estabilidad a nuestra actividad”. Y añadió que “una característica de los sectores industriales de defensa seguridad, aeronáutica y espacio es que son inmunes al conformismo. Por el contrario, el desarrollo de tecnología innovadora se hace siempre pensando en futuro; en un futuro cambiante al que es necesario adaptarse con creatividad y asumiendo riesgos bien calculados”.

Respecto al escenario económico actual, Jaime de Rábago afirmó que a pesar de los indicios de ralentización sigue anunciando crecimiento y creación de empleo. Y que las perspectivas internacionales permiten igualmente un razonable optimismo, “ si bien, dijo, haciendo una llamada a la cada vez más necesaria cooperación internacional, en un entorno de alta volatilidad e incertidumbres geopolíticas”.

Entre las prioridades de TEDAE para 2019, el Presidente de TEDAE destacó la de avanzar en los planes de acción del Plan Estratégico de la Asociación 2018 -2020, profundizar en la digitalización para crecer en competitividad, la internacionalización de los productos y tecnologías de sus empresas, la colaboración en el desarrollo de la estrategia industrial europea que conlleva el Plan de Acción Europeo de Defensa, así como la Feria Internacional de Defensa y Seguridad FEINDEF que se celebrará a finales de mayo, y que está organizando con la Asociación AESMIDE y con el apoyo del Ministerio de Defensa. Y señaló también como objetivos prioritarios el impulso de un Plan Tecnológico Industrial de Seguridad, el desarrollo de la Agenda Sectorial de la Industria Aeronáutica y un programa de I+D específico para este sector, la culminación de la Agenda Sectorial de la industria Espacial, el Congreso Nacional de Espacio que se celebrará a finales de año  y la próxima Conferencia Ministerial de la ESA en Sevilla en la que se decidirá qué proyectos se aprueban para el periodo 2021-2027.

Ángel Olivares, Secretario de Estado de Defensa, se refirió en la clausura del acto al Plan de Modernización de las Fuerzas Armadas, “en el que se han comprometido desde que se puso en marcha 41.500 millones de euros. De los cuales, 12.700 millones –el 28% del total- han sido recursos comprometidos en los últimos siete meses.  Lo cual ha exigido un esfuerzo de gestión y un compromiso político de una magnitud que debe ser valorada”.

Olivares afirmó que no hay una defensa capaz y potente  sin una industria capaz y potente que la acompañe. Los programas se han decidido porque las Fuerzas Armadas necesitan renovar las capacidades. Punto final. Pero también es cierto que esto va a servir a la industria para adquirir más conocimiento, para tener mayores posibilidades de participar en los consorcios europeos en mejores condiciones”.

 

Compártelo en las redes sociales