Tecnologías

Tecnologías

¿Será el Defiant el helicóptero que finalmente sustituirá al Black Hawk?

Dos gigantes americanos, Sikorsky y Boeing, se han unido para lo que llaman un diseño de helicóptero revolucionario.

El SB>1 Defiant, en marcha desde hace años, por fin se estrena en imágenes. Según un comunicado de prensa, el Defiant está “diseñado para volar al doble de velocidad y alcance que los helicópteros convencionales de hoy en día y ofrece una agilidad y maniobrabilidad avanzadas”. Su vuelo de presentación estaba previsto para 2019, posiblemente enero.

Las compañías esperan que el Defiant sea la culminación de un esfuerzo de una década conocido como el Future Vertical Life (FVL). Comenzó en 2008 como respuesta un choque de helicópteros en Irak y Afganistán, siendo su objetivo desarrollar un sistema de rotorcraft completamente nuevo, en lugar de mejorar continuamente los Black Hawks y los Apaches.

El Defiant “tiene un gran potencial”, según Swami Karunamoorthy, profesor de ingeniería de la Universidad de Washington en St. Louis, especializado en dinámica de helicópteros. La fuerza que aporta el Defiant, dice Karunamoorthy, radica en que no depende de un estilo singular de propulsión. Es “un sistema híbrido”, le dice a PopMech por correo electrónico.

El sistema híbrido tiene un “diseño de rotor coaxial para vuelo vertical”, dice Karunamoorthy, “y un sistema de hélice de empuje para aumentar la velocidad de vuelo hacia adelante”. El diseño de helicóptero coaxial cuenta con dos juegos de rotores de helicóptero y ha sido un concepto de diseño de vuelo antes de que el vuelo fuera una realidad, que se remonta al siglo XVIII. Trabajar en conjunto con un sistema de propulsión “puede ser el doble del récord actual de velocidad de lo que afirma”, dice.

Sin embargo, no todos se mostraron tan optimistas. Un piloto de pruebas experimental retirado del Ejército, que pidió el anonimato, señaló la historia desigual de Sikorsky con lo coaxial, específicamente con un proyecto más pequeño conocido como el S-97 Raider. En desarrollo desde 2011, una prueba de Raider en 2017 terminó en un aterrizaje duro y poco propicio. Ha comenzado a hacer pruebas de nuevo este año.

“Aunque Lockheed/Sikorsky probablemente haya aprendido de su experiencia con el S-97”, dice el ex piloto de pruebas, “es poco probable que consiga alcanzar todos los objetivos en una configuración de misión que sea representativa de un avión de combate”.

Para conseguir que un Defiant duplique la velocidad de un helicóptero convencional, sería necesario que volara a 280 nudos, o un poco más de 520 km/h. El antiguo piloto de pruebas dice que esto es “improbable”.

Y el Defiant no es el único FVL que existe, hay competencia del ya en vuelo Bell V-280 Valor, que lleva casi un año de pruebas de vuelo a sus espaldas. Karunamoothy cree que tanto el Defiant como el Valor tienen el potencial de “romper la barrera tanto en vuelo vertical como hacia adelante”.

Para que el Defiant tenga éxito, dice el ex piloto de pruebas, Sikorsky y Boeing deben haberse asegurado de que tenga el “tamaño adecuado para alcanzar todos los objetivos de diseño del Ejército”, lo que apuntan como un fracaso del S-97.

Con sus vuelos de prueba el año que viene, el Defiant pronto tendrá la oportunidad de demostrar su valía.

Fte. Popular Mechanics

Compártelo en las redes sociales