Industria

Industria

TEDAE aplaude los 7.331 millones que Defensa va a dedicar hasta 2032 a fragatas, 8×8 y modernización de cazas

Tal y como había anticipado la ministra de Defensa, Margarita Robles, y detallaron fuentes oficiales del citado departamento a lo largo de toda la tarde del viernes pasado, el Consejo de Ministros del 14 de diciembre ha acordado dar el espaldarazo a tres grandes programas de adquisición de sistemas de armas.

Juan Pons.

Como APTIE ya adelantó ayer, se trata de dar vía libre a la orden de ejecución para la construcción de cinco fragatas F-110 para la Armada por valor de 4.325 millones de euros hasta 2032, a un primer lote de 348 Vehículos de Combate de Ruedas con tracción a las 8 ruedas ‒VCR 8×8‒ con una inversión de 2.100 millones hasta 2030 y a la urgente mejora de los aviones de combate Eurofighter Typhoon por un total de 906 millones de euros, que permitirá actualizar los sistemas y equipos embarcados de los 69 aparatos ya en servicio y los cuatro que se recepcionarán en 2019.

Tras el Consejo de Ministros, TEDAE ‒la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Aeronáutica y Espacio‒ ha difundido un comunicado en el que asegura que los tres programas especiales representan “un impulso muy positivo para las empresas y la tecnología española”, a la vez que son la constatación de un compromiso de inversión “muy necesario, tanto para la capacidad defensiva de España como para la seguridad y operatividad de nuestras Fuerzas Armadas”.

El visto bueno del ejecutivo del presidente Pedro Sánchez a los programas de adquisición y renovación más prioritarios de los ejércitos de Tierra, Aire y la Armada va a proporcionar un fuerte impulso para la industria de defensa nacional y “al mantenimiento del liderazgo tecnológico adquirido por España, al que no podemos renunciar”, destaca la patronal del sector, cuyas empresas de defensa proporcionan puestos de trabajo de calidad a cerca de 23.000 personas y representan el 2,8% del PIB industrial nacional.

La asociación que preside Jaime de Rábago ‒presidente de TEDAE desde el pasado 1 de enero y consejero delegado de Navantia entre mayo de 2012 y junio de 2013‒ se muestra optimista por el “impacto positivo” que las nuevas inversiones tendrán “en la capacidad tecnológica de España”, y muy especialmente en las fábricas y centros de trabajo de buena parte de sus 77 empresas asociadas, principalmente el astillero de Navantia en Ferrol (A Coruña), Airbus en Getafe (Madrid), GDELS-Santa Bárbara Sistemas en Alcalá de Guadaira (Sevilla) y Trubia, (Asturias), Indra en Aranjuez (Madrid) y SAPA en y Andoain (Guipúzcoa).

Sin embargo, TEDAE también alerta respecto a que “la posición de liderazgo española” en el desarrollo y fabricación de avanzados equipos tecnológicos para sistemas de armas es “muy vulnerable a la falta de impulso y crecimiento”, en clara alusión a la necesidad de continuar con los programas que todavía quedan por extraer del cajón en el que se encuentran inmersos.

Los tres acuerdos del Consejo de Ministros ordenan al ministerio de Hacienda que lleve a cabo la reprogramación de las anualidades de los Programas Especiales de Modernización de las Fuerzas Armadas, eufemismo que viene a significar el aumento el techo de gasto previsto. Es por ello que las compañías directamente beneficiadas están a la espera de que lo aprobado en Consejo de Ministros se materialice en inversiones concretas para cada uno de los tres programas en los presupuestos generales del estado de 2019.

 

 

Compártelo en las redes sociales


Los comentarios están cerrados.