Vehículo de combate eléctrico turco AKREP II

La compañía privada de defensa turca Otokar presentó en abril el primer vehículo eléctrico blindado turco AKREP II, en una conferencia de prensa organizada por el CEO de Otokar, Serdar Görgüç, organizada para presentar una nueva generación de vehículos blindados.

Serdar Görgüç dijo que la versión AKREP II es uno de los primeros pasos de la industria de defensa turca en tecnologías híbridas y autónomas.

Asimismo, anunció que AKREP II se presentará por primera vez en la 14ª edición de la Feria Internacional de la Industria de la Defensa IDEF’19, que se celebrará en Estambul (Turquía). El trabajo sobre el vehículo continuará durante varios meses para presentarlo en una configuración especial en la exposición.

“Hablando de desarrollos tecnológicos, dijo Görgüç, los combustibles alternativos están por supuesto en nuestra agenda. Hemos desarrollado el AKREP II con una fuente de energía alternativa. Equipado con motores eléctricos AKREP II y baterías avanzadas, el primer vehículo eléctrico blindado de Turquía se exhibirá en el IDEF 2019”.

Combinando las ventajas de maniobrabilidad, baja firma térmica, alta velocidad y silencio en comparación con los vehículos blindados tradicionales, AKREP II está equipado con un motor eléctrico capaz de satisfacer los requisitos más estrictos de los ejércitos de todo el mundo. AKREP II ofrece la mejor combinación de eficiencia de combustible, movilidad, vitalidad y apoyo logístico integrado.

“Tenemos equipo militar en 32 países diferentes”

Görgyuch subrayó que Otokar, la empresa de la industria de defensa nacional, estaba intentando conseguir el éxito ofreciendo una amplia gama de sus productos en varios mercados, y dijo que hay productos que satisfacen las necesidades de los paramilitares, las fuerzas especiales y las fuerzas armadas.

Destacando que habían desarrollado todos los productos militares en sus propias divisiones de I+D, Görgyuch explicó que habían gastado 1.000 millones de liras turcas en investigación y desarrollo en los últimos 10 años y que estos costes se habían convertido en nuevos productos, soluciones e innovaciones. Görgüç dijo que la empresa también está tratando de expandir su mercado a través de la exportación de tecnología.

“Tenemos equipo militar en 32 países diferentes. También proporcionamos servicios de mantenimiento y reparación”, dijo Girgyuch.

Nueva solución para nuevas necesidades

Debido a las amenazas cambiantes, en los últimos 20 años ha aumentado la necesidad de medios que puedan utilizarse en las patrullas armadas, el reconocimiento y, de ser necesario, en la resolución de conflictos en el mundo.

Görgüç hizo las siguientes observaciones:

“Desde 1994 fabricamos vehículos AKREP, y éste, el AKREP II, es el primero con cámara térmica entre todos los vehículos blindados ligeros de Turquía. El AKREP se creó para dar soluciones a nuestros problemas en la frontera y en la región fronteriza. Tiene una silueta baja, es silencioso y puede transportar a 3 personas. Terminamos su producción en el año 2000. Teniendo en cuenta las tendencias cambiantes y las necesidades cambiantes en el mundo, Otokar decidió renovar la plataforma AKREP con una silueta muy baja, pero con una gran capacidad de fuego, usando tecnologías modernas. La plataforma que estamos preparando satisface las necesidades de inteligencia y vigilancia. Se puede utilizar tanto para la observación electrónica como para la observación directa. Este vehículo autónomo puede ser integrado con drones o robots.”

Diseño eléctrico y diésel.

Al informar que el vehículo se diseñó en dos versiones, eléctrica y diésel, Görgyuch dijo que actualmente la versión eléctrica está totalmente lista y que el diésel lo estará en un año.

El nivel de protección del AKREP II es similar al del Cobra II, pero al mismo tiempo es más ligero y más bajo, lo que aumenta la protección contra diversas amenazas, como el lanzagranadas antitanque.

Görgüç argumenta que, tanto en la parte delantera del coche como en la trasera, hay lugar para acomodar baterías adicionales, que, si se desea, pueden aumentar la reserva de energía. También señaló la importancia de la capacidad del vehículo para proporcionar apoyo de fuego a las unidades terrestres cercanas.

Especificaciones

A preguntas de la prensa, Görgüç dijo que las baterías eran suficientes para asegurar 3 horas de trabajo. La carga rápida proporciona una reposición del 20-30 por ciento de la carga en 15-20 minutos. La reserva de energía será de unos 250 kilómetros, y se puede aumentar con la ayuda de nuevas baterías de gran consumo energético.

Görgüç subrayó que el coche está listo para su empleo: “Podremos vender el AKREP II en un año”, dijo.

Fte. Army Guide

Compártelo en las redes sociales